Las rotaciones pasan factura a Cabo antes de bogar en casa

Remo Los barbanzanos cayeron hasta el décimo puesto en Moaña, mientras que Rianxo y Puebla cumplieron con sus metas en Ares


Aunque el plan era dar descanso a los remeros con más millas a sus espaldas, pocos podían imaginarse que Cabo acabaría décimo clasificado en Moaña tras firmar un tiempo de 20:33,18. Sin margen para lamentarse, los barbanzanos competirán esta mañana, a partir de las 12.00, en su feudo, donde se celebrará la Bandeira Concello de Boiro.

«Fixemos moitos cambios e non funcionou o plan que tiñamos previsto. Tamén mudamos os remos, queríamos probalos, pero o barco moveuse moi pesado», afirmó el técnico de la bancada de la Eusko Label Liga, Beni Silva, quien abogó por «pasar páxina. Mañá (por hoy) buscaremos un resultado máis aceptable. Debemos levantarnos deste golpe canto antes».

El viento fue otro de los condicionantes que equilibraron los tiempos en Moaña, de ahí que Urdaibai, que ondeó la bandera, solo terminó a medio minuto del último clasificado. «O noso tempo non foi desastroso, pero nos longos de proa sufrimos demasiado, sobre todo no segundo e no cuarto. O equipo estaba moi desgastado e os remos duros, non éramos capaces de mover a traíña», confesó Silva: «Isto é deporte, dous máis dous non sempre son catro. En algunhas ocasións calculas e sae todo ao contrario do que pensabas».

En Ares

Las bancadas de la Liga Galega de Traíñas A también se dieron cita en Ares para disputar la fase final del torneo regular. Rianxo, con un sexto puesto, y Puebla, con un octavo, cumplieron con los objetivos que tenían marcados.

La competición regresará hoy al puerto de Ferrolterra. A las 11.30 horas se celebrará la última regata femenina, donde participarán Náutico de Ribeira y Cabo-Puebla. A las 11.50, la primera liga masculina autonómica pondrá el broche final.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las rotaciones pasan factura a Cabo antes de bogar en casa