El pago por adelantado sí es una medida habitual en hoteles y casas de turismo


Mientras que en los restaurantes rara vez se pide el pago de un anticipo por una reserva, en otros ámbitos del sector esta es una práctica que no solo está extendida, sino que hace tiempo que se utiliza. De hecho, entre los profesionales de la actividad hotelera se extrañan de que esto no se aplique con regularidad: «O das reservas fallidas pasou toda a vida, o que non é normal é que en locais nos que traballan con produtos perecedoiros non cobren un anticipo», comentaban desde una casa de turismo rural de Rianxo que hace muchos años que exige a sus clientes el abono por adelantado del 40 % del coste de la reserva: «É o máis normal; ti se fas unha compra por Internet tes que pagar o importe íntegro».

Con todo, hay clientes a los que no les hace gracia que les cobren un anticipo: «Prefiro perder unha reserva por ese motivo que pensar que teño a casa chea e que me deixen colgado».

En el sector cuentan que una práctica frecuente en turistas llegados de fuera de Galicia es reservar en distintos puntos de la comunidad autónoma y elegir el destino a última hora en función de las condiciones meteorológicas. Por eso, o bien se pide un anticipo o se establece una penalización en caso de que el cliente no aparezca. En un hotel de Noia señalaban que esa sanción se aplica si se anula una reserva con menos de 48 horas de antelación o si el interesado no contacta con el establecimiento para avisar de que finalmente no ocupará la habitación.

Abono al momento

En otro negocio de hostelería de la villa indicaban que antes no cobraban nunca por adelantado, pero tras sufrir varios plantones, sobre todo en fechas señaladas en las que el lleno está prácticamente asegurado, han optado por reclamar el abono de las habitaciones en el momento de realizar la reserva.

«Despois de perder de vender habitacións por non aparecer optamos por cobrar por anticipado, sempre había algún caso destes e se a cama está pagada sempre veñen. Se hai cartos de por medio a xente é moito máis formal e sempre aparece ou avisa para anular», explicaba el responsable del hotel. Sobre las razones que suelen dar los clientes que no se presentan cuando deberían, hay de todo, desde quienes dan la callada por respuesta y no responden al teléfono hasta quien da cualquier excusa peregrina: «Imos de confiados e abusan».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pago por adelantado sí es una medida habitual en hoteles y casas de turismo