El comensal fantasma ronda Barbanza

Aunque los hosteleros dicen que no es una práctica generalizada, en los restaurantes de la comarca también se dan casos de grupos que reservan sitio y luego no aparecen


Ribeira / La Voz

Durante este verano se han sucedido las quejas de hosteleros y reconocidos cocineros gallegos por la creciente práctica de las reservas fallidas, es decir, grupos que piden que les guarden mesa para una determinada fecha y luego no aparecen. Aunque todavía no es un fenómeno generalizado, el comensal fantasma también merodea por la comarca barbanzana y desde distintos establecimientos de la zona apuntan que están empezando a darse situaciones de este tipo.

Un caso extremo es el que vivió un hostelero de A Pobra que vio como la semana pasada, con el menú ya preparado y la mesa puesta para los 42 invitados a un bautizo, le daban plantón, lo que le ha llevado a plantearse pedir el pago de una fianza para evitar que este tipo de situaciones se repitan. Sin embargo, al menos de momento, los profesionales consultados no barajan implantar un modelo de estas características porque no se trata de una práctica generalizada. Así lo indicaban en un restaurante de O Freixo: «Un día, xa antes do verán, fallounos unha mesa de oito persoas, chamámolos e non nos colleron o teléfono. Pero isto non é habitual. Nós non pensamos cobrar nada por anticipado, pero ata certo punto, vendo o que pasa, é lóxico que haxa xente que o faga».

Veinte personas

Aunque los hosteleros de la zona consultados insisten en que se trata de hechos puntuales, hace una semana en un restaurante de Boiro quedó vacía una mesa reservada para 20 personas. Simplemente, «non apareceron». Por lo general, cuando el establecimiento en cuestión trata de contactar con estos clientes, reciben el silencio por respuesta.

En otro local de Ribeira apuntaban a que no suele ocurrirles, pero se han dado casos aislados de reservas fallidas, siempre de mesas pequeñas «que no tenemos problema en ocupar enseguida». Tres cuartos de lo mismo ocurre en Portosín, donde las quejas de la responsable de un restaurante van por otros derroteros: «En general, la gente que reserva aparece, lo que sí nos pasa mucho son los retrasos en los horarios, y eso trastoca la cocina y todo el servicio. También pasa que reservan para diez y aparecen 15 y eso nos complica porque nos obliga a desmontar otra mesa y no tenemos sitio».

Otro fenómeno que, de momento, pasa de puntillas en la hostelería barbanzana es el de los simpa: «Non é común que a xente marche sen pagar, en dez anos pasaríanos cinco veces», apuntaban en Boiro.

«No cobramos anticipos, ni siquiera en bautizos»

Pilar García

Pilar García reconoce que, hasta la fecha, ha tenido suerte con sus clientes y no han sufrido reservas fallidas: «Hemos tenido mucha gente y muchas reservas todo el verano, con todo lleno, y no nos ha fallado nadie. Creo que desde que abrimos no nos ha pasado nunca». En su restaurante reciben a muchos grupos de amigos o familias y señala que nunca han tenido problemas: «Si tenemos una cena con el menú cerrado, lo que hacemos es llamar el día antes para confirmar y comprar el material que necesitamos porque incluimos productos que no están en la carta. Lo que sí pasa es que venga alguien de más, pero la gente suele ser muy responsable». Ocasionalmente acogen celebraciones más grandes, pero ni en esos casos se plantea imponer una fianza: «No cobramos anticipos, ni siquiera en bautizos o alguna comunión pequeña que hemos tenido».

Seguir leyendo

«Algunha mesa falla, pero non é o habitual»

En el sector de la hostelería barbanzana son sobradamente conocidos los casos de reservas fallidas que están afectando a muchos restaurantes en toda Galicia. El noiés Antonio Mirón sabe de ellos, y reconoce que ese tipo de casos también se dan aquí, aunque explica que en negocios como el suyo tiene una repercusión menor: «Algunha mesa falla, pero non é o habitual. No noso caso as reservas fanse con pouca antelación, dun día para outro, e é raro que non se presenten». Y añade: «Tamén entendo que con reservas de seis meses haxa quen non apareza. En seis meses pode pasar de todo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El comensal fantasma ronda Barbanza