Medio Rural despliega más de 200 personas para la lucha contra el fuego

Todos los medios disponibles trabajan en las labores de control y vigilancia


Ribeira / la voz

Las elevadas temperaturas de los últimos días, unidas a las fuertes rachas de viento, acostumbran a ser un cóctel peligroso para los montes, que en plena campaña de incendios forestales se encuentran en alerta. Por esa razón, la Consellería de Medio Rural tiene desplegados en el área barbanzana todos los recursos disponibles para la lucha contra el fuego, y son más de 200 los efectivos que se encargan de realizar las tareas de prevención, vigilancia y control.

Esas 200 personas son las que están bajo las órdenes del distrito forestal cuarto, que es que engloba a la mayor parte del territorio barbanzano. Componen ese equipo las 26 brigadas contraincendios operativas este año y los 21 agentes que trabajan en la zona. A ellos se suman 13 motobombas, y están operativas las 24 horas dos casetas de vigilancia. Sin embargo, estos profesionales no están solos en la lucha contra el fuego, como explica Odón López: «Estamos ao completo, temos todos os medios dispoñibles, o cal non quere dicir que non recibamos apoio doutros distritos, igual que nós colaboramos con eles».

Todos estos recursos están operativos tanto de día como de noche, de manera que la vigilancia se mantiene en las horas sin luz para prevenir y actuar inmediatamente en caso de que se registre algún foco. En este sentido, López, jefe del distrito cuatro, es tajante: «Temos os medios mobilizados tanto de noite coma de día, non pode ser doutro xeito cando, de media, o 60 % dos lumes que se producen rexístranse a partir das 22.00 horas».

Colaboración de los concellos

Dentro del dispositivo activado por la Administración autonómica se incluyen una docena de brigadas contraincendios contratadas, como cada verano, por los ayuntamientos de la comarca. En relación con estos trabajadores, desde Medio Rural destacaron la colaboración de los gobiernos locales barbanzanos en la lucha contra el fuego: «Case todos os concellos teñen brigada, hai un nivel de implicación que é único en Galicia e iso é de agradecer porque a súa colaboración é fundamental».

Asimismo, Odón López señaló que cada año cuentan con personal más preparado y más formado en las tareas de prevención y extinción.

En otras ocasiones, a estas alturas del año muchas de estas cuadrillas municipales no estaban todavía operativas por diversos problemas o retrasos en la contratación del personal, pero esta vez todo el mundo ha hecho los deberes y están activas prácticamente todas. El único Ayuntamiento que tiene el trámite pendiente es Porto do Son, pero es cuestión de días que su brigada de incorpore al operativo contraincendios.

Mientras tanto, hay otros equipos preparados para colaborar con el distrito forestal en la extinción del fuego, como son los grupos de emergencias municipales y los GES. A mayores, cinco patrullas de la Infantería de Marina se han sumado este año al dispositivo y recorren a diario el monte barbanzano en tareas de prevención.

También voluntarios

También las comunidades de montes de la comarca ponen su grano de arena para tratar de evitar la aparición de los incendios y entidades como la de Baroña, en Porto do Son, cuentan con voluntarios que vigilan su territorio por las noches para dar aviso de inmediato en caso de que detecten algún foco.

El riesgo de incendios ha remitido levemente, pero sigue siendo muy elevado

Cada día, en función de parámetros como las condiciones meteorológicas, el estado de la biomasa vegetal, de las infraestructuras preventivas y del suelo, la Consellería de Medio Rural establece el nivel de riesgo de incendio en toda Galicia. En los últimos días, previsiblemente debido a las altas temperaturas que se registraron, la alerta se elevó al máximo al establecerse el peligro extremo. Ayer, este índice había remitido levemente en algunos puntos del área barbanzana, pero continuaba siendo muy elevado.

Este barómetro se actualiza diariamente, por lo que va variando, pero según el mapa que dibujaba ayer la Xunta de Galicia, en Ribeira, parte de Porto do Son y el litoral de Boiro y A Pobra el riesgo de incendio continúa siendo extremo, mientras que en el resto de la comarca está estipulado el nivel de alerta alto o muy alto, y solo en buena parte del municipio mazaricano el nivel de alerta establecido es moderado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Medio Rural despliega más de 200 personas para la lucha contra el fuego