Ventura Álvarez: Despedida a una aguiñense volcada en la familia y el trabajo

La ribeirense falleció el martes a los 85 años y fue despedida ayer en la iglesia de Aguiño


ribeira / la voz

Pese a residir en localidades costeras, primero en Carreira y luego en Aguiño, a Ventura Álvarez Crujeiras siempre le gustó más el monte que la playa, por lo que cuando salía a caminar, una de sus aficiones preferidas, siempre dirigía sus pies hacia la montaña.

Casada con Manuel Vilas, tuvo tres hijos, uno de los cuales es José Vilas Álvarez, secretario del PSOE en Ribeira y portavoz del partido en la corporación municipal.

Ventura Álvarez, fallecida el martes a los 85 años, dedicó su vida al cuidado de su familia y al trabajo, aunque sin dejar de lado momentos de ocio con los que disfrutaba especialmente, como ir al baile. Sus allegados afirman que ella y su marido pertenecen al club de jubilados de Aguiño y que a ambos les gustaba reunirse con los amigos, tanto en las veladas que organizaba el colectivo, como asistir a alguna que otra verbena.

Ventura Álvarez, conocida como Ventura a Lechuza, un apodo heredado de la casa de su padre, desempeñó diversas ocupaciones. Durante un tiempo recogía algas en diversos puntos de la costa para su comercialización para la industria. También trabajó en fábricas de conservas.

Siempre ocupada

Esta aguiñense era una de esas mujeres que siempre invertía el tiempo en algo. Sus nietos y bisnietos, desde luego, constituían una de sus atenciones prioritarias, pero también el cuidado de los animales.

Sus seres queridos le tributaron ayer la última despedida. Sus restos mortales fueron conducidos, a las 20.15 horas, desde el tanatorio Los Dolores hasta la iglesia de Aguiño, donde tuvieron lugar los funerales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Ventura Álvarez: Despedida a una aguiñense volcada en la familia y el trabajo