La resurrección del remo en Muros

El club, que volvió a competir en el 2016 después de 11 años en el ostracismo, disputará la fase de ascenso a la LGT


Ribeira / la voz

Solo la mitología puede explicar qué ha ocurrido en el seno del Club de Remo Muros. Convertido en el ave fénix que resucitó de sus cenizas después de 11 años en el ostracismo, el equipo disputará este fin de semana la fase de ascenso a la Liga Galega de Traíñas A. El hito ha sorprendido a propios y extraños, que se preguntan qué ha llevado a esta humilde bancada a ondear tres banderas y a plantar cara al segundo bloque de Cabo da Cruz.

«Dende que recuperamos a actividade no 2016 quixemos implantar unha filosofía diferente, pero moi sinxela. O primeiro é gozar deste deporte, antepuxemos iso aos resultados», destaca el técnico, Dani Canosa. De su mano, y con el empuje de Lito Lestón como presidente, han conseguido ensamblar un equipo que, tras plantar guerra durante todo el verano, parte como firme candidato al ascenso a la máxima competición gallega.

«Somos un equipo de xente da casa. Conxugamos a mozos con remeiros veteranos que regresaron logo de moitos anos sen competir», define el entrenador, conocedor de que en esta simbiosis radica el éxito del bloque. Entre todos destaca un nombre propio, el de Gabriel Fernández. Con solo 14 años, el patrón ha llevado a la bancada a volar sobre las aguas gallegas.

«É espectacular. É un rapaz, pero aprende a marchas forzadas. Sorprende a capacidade que ten para sentir o barco, como se emociona e como transmite o que quere», afirma Canosa. En su precoz talento se esconde otra de las patas del éxito de un bloque que el año pasado descartó la posibilidad de disputar la fase de ascenso: «Queríamos que os mozos rodaran máis e que os maiores non se queimaran. Agora estamos no momento perfecto».

Sin presión

Después de superar una década sin que la trainera muradana surcara los mares, en el club tienen claro que deben consolidar el proyecto antes de lanzarse a cotas mayores. Uno de los primeros pasos que quieren dar es conseguir un patrocinador que les proporcione estabilidad. Renovar la embarcación es otra tarea pendiente, ya que la que utilizan actualmente tiene más de 20 años, lo que les resta algunos segundos que pueden ser de oro si logran el ascenso.

Sobre la rivalidad con Cabo de Cruz, Canosa tiene claro que «fíxonos moito máis competitivos. Ao querer estar ao seu nivel obrigáronos a mellorar». No duda en mostrarse crítico con la directiva de la LGT: «Houbo un certo desprezo cara a LGT-B. Na primeira regata ata nos deixaron sen bandeira. Iso desanimou ao equipo, e a min por completo, pero quixemos seguir». El ave fénix volverá a remar. Tras resucitar de entre sus cenizas, el Club de Remo Muros va lanzado a por el ascenso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La resurrección del remo en Muros