Vivir en pareja


Buzón del lector

Todos sabemos cuán árdua es la vida en pareja. Al principio todo fluye en armonía. Pero, con el tiempo, los roces acaban con la feliz convivencia. Para aliviarnos, el sueño acude en nuestro auxilio.

1- ¿Uno lee y no deja dormir al otro? ¿Le estira la sábana? ¿O simplemente esa noche no quiere contacto? Ningún problema: se coloca el divisor de cama, un panel mórbido acolchado en la mitad del lecho.

2- ¿Por qué tengo que despertar al otro cuando suena mi despertador? Ya no volverá a pasar, porque me pondré un dispositivo en el dedo gordo del pie que, llegada la hora, emitirá una vibración silenciosa hasta despertarme.

3- ¿Quién deja la pasta de dientes abierta? ¿Quién aprieta el tubo por el medio? Todo solucionado con el tubo dentífrico con tapón a los dos lados, uno azul y otro rojo, para cada miembro de la pareja.

4- ¿A quién le toca poner la mesa y, lo que es peor, fregar los platos? Ya no importa, con el sistema de servicio presto de usar y tirar: un set con mantel, plato, cubierto y vaso ya preparado, que simplemente se dispone sobre la mesa. Luego se recoge y a la basura. Todo en plástico reciclable, claro.

5- ¿Qué pasa cuando entra una fuerte discusión y acabamos tirándonos los platos a la cabeza? Nada, porque son platos de la reconciliación, ligeros y frágiles, que además de no lastimarnos, al romperse liberan de su interior una medalla que dice: se perdona mientras se ama, un desfogue inocente para un arrebato momentáneo.

Estas y otras ocurrencias tuvieron los estudiantes de la competición Italia’s Cup. Hace muchos años, pero a nadie se le ha ocurrido fabricarlos. Por eso la tasa de separaciones aumenta cada año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Vivir en pareja