Un conductor ebrio que no paró cuando le dieron el alto embistió al coche de la policía de A Pobra

El vehículo que pilotaba fue interceptado circulando a gran velocidad por la villa


Ribeira / La Voz

Los agentes de la Policía Local de A Pobra que estaban de turno en la madrugada de ayer tuvieron una guardia ajetreada que culminó poco antes de las cuatro de la madrugada con un accidente. Un conductor que no se detuvo cuando la patrulla le dio el alto acabó embistiendo al coche de la policía, tras una persecución por las calles del municipio. Al detenerse, el piloto fue sometido a la prueba de alcoholemia y dio un resultado positivo.

Hacia las 3.55 horas, mientras los agentes patrullaban la zona de A Angustia, observaron un vehículo, un BMW, que circulaba a gran velocidad e invadiendo el carril contrario. De inmediato trataron de darle el alto y encendieron las luces de su coche, pero el conductor del turismo no se detuvo e iniciaron una persecución. Después de adelantarlo, el coche patrulla se puso delante para obligarlo a parar, momento en el que el otro turismo lo embistió por detrás a la altura de la calle Díaz de Rábago, causando, al parecer, daños sin demasiada importancia.

Los municipales procedieron entonces a realizarle al conductor la prueba de alcoholemia, en la que arrojó un resultado de 0,53 miligramos por litro de aire aspirado, lo que supone una falta administrativa.

Acto vandálico

La madrugada ya comenzó con un susto en la plaza de abastos. Hacia la una, la Policía Local pobrense recibió el aviso de que alguien había roto una cristalera de la instalación municipal tirando una piedra.

En principio, se atribuye lo sucedido a un acto vandálico, que, eso sí, tendrá un coste considerable puesto que la pedrada rompió uno de los cristales y agrietó otros dos, que también habrá que reponer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Un conductor ebrio que no paró cuando le dieron el alto embistió al coche de la policía de A Pobra