La brecha de las pensiones entre los barbanzanos se eleva a 300 euros

Los jubilados que, de media, perciben una mayor cuantía son los pobrenses


Ribeira / la voz

Mientras los jubilados barbanzanos continúan con su campaña de protestas para reclamar una revalorización de sus prestaciones acorde con el coste de la vida, acaban de publicarse los datos actualizados sobre las pensiones que perciben. Y lo que muestran los números es que la pírrica subida de las cuantías que cobra el colectivo afecta más a unos que a otros. No en vano, en la comarca existe una brecha que, de media, se eleva a cerca de 300 euros en función del municipio de residencia del preceptor.

Es decir, que entre los barbanzanos que más cobran y los que menos hay una diferencia que equivale prácticamente a la mitad de la cuantía que recibe al mes una jubilada de Mazaricos, por ejemplo. La explicación a estas enormes de diferencias se encuentra en el propio tejido productivo, de manera que las pensiones más elevadas se encuentran en la zona de Arousa norte, que cuenta con una mayor industrialización y la tasa de ocupación es más elevada. De hecho, las prestaciones más bajas son las que corresponden a los mazaricanos, un territorio fuertemente vinculado al sector primario.

En el lado opuesto de la balanza, se sitúan los vecinos de A Pobra que son, con bastante diferencia, los que cuentan con la pensión más elevada. De media, los jubilados pobrenses ingresan unos 934 euros al mes, frente a los 634 que perciben los residentes en Mazaricos. Esto responde fundamentalmente a que la Marina Mercante y la industria conservera han sido tradicionalmente las ocupaciones principales en tierras de Valle-Inclán y se trata de actividades con mayores salarios que los vinculados a la ganadería.

Las diferencias son más acusadas si se distingue entre hombres y mujeres. Los pobrenses perciben 1.132 euros, 458 más que los mazaricanos, que con 674 euros son los que menos cobran del área barbanzana. De hecho, son los únicos que están por debajo del umbral de los 700 euros. En el caso del colectivo femenino, también son las vecinas de A Pobra las que cuentan con mejores prestaciones, 721 euros, frente a los 602 que perciben las de Outes, que son las que presentan la cuantía más baja.

Cuestión de género

Estos datos dejan entrever las considerables diferencias que se producen en las pensiones por cuestión de género. De hecho, aunque las prestaciones se han incrementado tanto para hombres como para mujeres con respecto al año pasado, la brecha entre unos y otros ha crecido.

El importe medio para ellos asciende a 905 euros, frente a los 661 de ellas, con lo que la diferencia se sitúa en 224 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La brecha de las pensiones entre los barbanzanos se eleva a 300 euros