Problemas con la titularidad de las fincas impiden aplicar la ley contraincendios

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

Errores catastrales, herencias sin repartir o propietarios cuyo lugar de residencia se desconoce son varios de los contratiempos

10 ago 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La normativa de prevención de incendios, que establece la obligatoriedad de mantener libre de maleza y especies arbóreas como acacias, pinos o eucaliptos un perímetro de 50 metros en los núcleos habitados, así como de despejar carreteras, caminos o pistas forestales, se está convirtiendo en una auténtica pesadilla para quienes deben hacer cumplir la ley en Barbanza. A un territorio minifundista, con miles de parcelas afectadas por la disposición de Medio Rural, se suman las complicaciones existentes para identificar a los propietarios de las parcelas.

Diversos profesionales explicaron que a la hora de enviar los requerimientos por el incumplimiento de la normativa se están encontrando con numerosos errores catastrales sobre la titularidad de las fincas. Un agente explicó que el catastro es su principal herramienta para localizar las parcelas y a sus dueños, pero que debido a los fallos en las identificaciones se han enviado notificaciones a vecinos que nada tienen que ver con los terrenos afectados. Los requeridos indebidamente presentan alegaciones y el proceso burocrático se enmaraña todavía más.

Una de las personas encargadas de supervisar el cumplimiento de la ley en Porto do Son es María Maroñas, quien explica: «Antes era muy habitual que al adquirir un bien se realizara el cambio de titular en el registro de la propiedad, pero no en el catastro. En la actualidad es más difícil que suceda eso».