La caída del precio de la leche causa pérdidas de 600.000 euros al sector

Las cotizaciones en origen acumulan seis meses consecutivos de bajadas

.

Mazaricos / la voz

Vuelven las vacas flacas al campo barbanzano. Después de que el último semestre del pasado año se caracterizase por un incremento moderado del precio de la leche en origen -aumentó de los 29 céntimos de junio a los 32 de diciembre-, las cotizaciones han vuelto a desplomarse hasta los 30,4 céntimos por litro, cantidad media satisfecha por la industria durante el mes de julio, según los últimos datos publicados por el Fondo Español de Garantía Agraria (Fega). Las liquidaciones en origen acumulan ya seis meses consecutivos de bajada, lo que ha provocado una caída de los ingresos de las granjas superior a los 600.000 euros.

Y, lo que todavía es peor, nada apunta a que la situación pueda cambiar durante los próximos meses. De hecho, los valores de los productos industriales en los mercados globales, que algunas lácteas utilizan como referencia para fijar la cuantía que abonan a los ganaderos, también registraron un leve retroceso durante las subastas realizadas esta misma semana.

Detrás de este recorte en los precios se encuentran, según los expertos, motivos derivados de la estacionalidad. Esto se debe a que durante la primavera y el verano la producción de leche aumenta -Galicia batió en mayo su récord histórico al poner en el mercado más de 243 millones de litros de leche- y el consumo se reduce de forma significativa. Este excedente acostumbra a ejercer una presión a la baja sobre las cotizaciones que reciben los ganaderos.

Estos culpan, sin embargo, a las lácteas de reducir los precios de forma arbitraria, argumentando que en el conjunto de Europa las cotizaciones han repuntado casi un 3 % durante el último mes. «Seguimos sendo a parte máis débil da cadea láctea e continuamos estando a expensas do que faga a industria. Neste momento concreto, e de xeito incomprensible, o leite sube en Europa e volve baixar aquí, que xa somos, de por si, os que menos cobramos», apunta Óscar Blanco, presidente del colectivo Gandeiros de Mazaricos.

Blanco critica que las empresas utilicen las cotizaciones a la baja de los productos industriales como excusa para reducir el valor de la materia prima y no así para subirla: «O queixo e, principalmente, a manteiga rexistraron hai uns meses os prezos máis altos da historia e, sen embargo, esas subas non se trasladaron aos produtores, tal e como si sucede coas baixadas, por pequenas que sexan».

Escasa incidencia del acuerdo

En este sentido, desde el sector productor se critica la escasa utilidad que, hasta el momento, ha tenido el acuerdo de sostenibilidad del sector lácteo firmado por industrias, distribución y ganaderos en septiembre del 2015.

Este documento ponía sobre la mesa una serie de medidas encaminadas a dar mayor transparencia a la cadena de valor de la leche y a mejorar la capacidad de negociación de los ganaderos frente a la industria, aspectos ambos que, según indican los profesionales, continúan sin cumplirse.

«A idea era boa. Incluso creo que era un excelente acordo sempre e cando todas as partes o cumprisen. Cousa que, tal e como advertimos no seu momento, non sucedeu. As industrias seguen facendo valer a súa posición de dominio, e nós vémonos obrigados a levar a cabo e a firmar o que elas nos poñen diante», lamenta el portavoz de los ganaderos mazaricanos.

Más de la mitad de la materia prima se vende por debajo del coste de producción

De las 450 granjas que continúan en activo en territorio barbanzano salen cada día cerca de 250.000 litros de leche, de los cuales más de 140.000 se comercializan a menos de 30 céntimos, cantidad en la que distintos estudios cifran los costes medios de producción de cada litro. El propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación eleva esa cifra a una horquilla que oscila entre los 32 y los 35 céntimos, lo que aumentaría significativamente el porcentaje de las explotaciones que comercializan por debajo del coste hasta casi aglutinarlas en su totalidad.

Seguir leyendo

Tomar medidas

Poco ha durado la alegría para los ganaderos. Desde enero, el precio de la leche está en caída libre y esto ha encendido todas las alarmas entre los profesionales. Desde la desaparición de las cuotas, hace ahora tres años, el colectivo está en el filo de la navaja cobrando unos precios que, en ocasiones, ni siquiera cubren costes. Urgen medidas que eviten la desaparición de un sector estratégico desde el punto de vista social y económico.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La caída del precio de la leche causa pérdidas de 600.000 euros al sector