Barbanza se sitúa a la cabeza en la retirada de nidos de velutina

Los servicios de emergencia creen que se triplicarán las cifras del año pasado


ribeira / la voz

La invasión de velutinas se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para los equipos de emergencias de la comarca, ya que en las dos últimas semanas se han visto colapsados por las decenas de llamadas para retirar nidos. De hecho, según los últimos datos que acaba de hacer públicos la Consellería do Medio Rural, Barbanza se sitúa a la cabeza de Galicia en la destrucción de enjambres, con municipios como Ribeira, en los que se ha acabado con más de un centenar en un mes.

Marcos Fernández, responsable del Grupo de Ayuda y Emergencias Municipal de Ribeira (GAEM), reconoció que desde que empezó agosto están desbordados. «Llevamos dos semanas que no paramos, solemos retirar una media de 15 nidos al día, pero hubo alguna jornada que llegamos a destruir un máximo de 26». Esta invasión de la avispa asiática ha provocado que este servicio tenga que destinar a dos o tres personas exclusivamente a estas tareas, que incluso tienen que realizar los fines de semana, «porque no nos dejan de llegar llamadas. Yo creo que, a este paso, se podría triplicar la cifra del año pasado», destacó Fernández.

En Boiro no están mucho mejor, ya que calculan que solo desde el mes de mayo llevan 163 nidos destruidos. El responsable del servicio de Protección Civil, Nacho Pérez, afirmó que, debido al gran número de enjambres que se descubren, están intentando llevar todas las alertas al día, «porque temos que retirar unha media de dez cada xornada, e se deixamos que se acumulen, logo será peor». Reconoció que se ha generado una alarma social, «porque a ninguén lle gusta ter un niño na súa casa», pero es consciente de que la velutina ha venido aquí para quedarse. «Teremos que acostumarnos a convivir con ela ou a que veña un depredador que acabe con estas vespas», apuntó Pérez.

El personal del GES de Muros -que presta servicio en los municipios carnotano, outiense y muradano- han contabilizado cerca de 300 nidos destruidos desde el pasado mes de octubre, una cifra que supera con creces la del año pasado.

«Imos multiplicar eses datos, porque desde que comezou o bo tempo isto é un non parar», apuntaron desde este servicio de emergencias. La media diaria de retirada de enjambres suele ser de una decena, pero el número de avisos se ha disparado en los últimos días. Lo mismo ocurre en municipios como Rianxo, A Pobra y Porto do Son, donde también han visto incrementada su actividad estas semanas. Incluso en algún caso se ha tenido que movilizar a los bomberos de Boiro para retirar un nido que estaba situado a gran altura.

Centralizar el servicio

La Consellería de Medio Rural ha sido la encargada de centralizar todo el plan de vigilancia y control de la avispa velutina en la comunidad, un trabajo en el que cuenta con la colaboración de concellos, GES y Medio Ambiente.

Para mejorar el servicio, tanto desde la Xunta como desde los distintos equipos de emergencia piden a todos los vecinos que descubran un nido que llamen directamente al 012, que es donde se coordinan los operativos.

012

En este número se centralizan todas las llamadas de avisos para retirar los nidos

La eliminación de cada enjambre consume muchos recursos humanos y materiales

Acabar con los nidos de avispas velutinas es una tarea muy costosa, tanto desde el punto de vista económico, como de las horas de trabajo del personal de emergencias. «Tanto los espráis que se emplean para matar a las avispas de los nidos más pequeños, como los productos que se inyectan a través de una bomba en los más grandes son muy caros», explicó Marcos Fernández, que también quiso hacer especial hincapié en que, para destruir un enjambre, lo normal es hacer dos visitas a la zona.

El problema es todavía mayor si el nido está en una vivienda, «e temos que esperar a que estean os donos, o que retrasa moitas veces o proceso», destacó Nacho Pérez, que también sumó a este trabajo el que se tiene que realizar a posteriori para enviar todos los datos de la actuación a la Consellería de Medio Rural.

Seguir leyendo

Sin solución

Las velutinas han llegado para quedarse, y buena prueba de ello es que la presencia de estas avispas asiáticas se ha transformado en una verdadera invasión que tiene totalmente colapsados a los servicios de emergencia de la comarca. La solución no parece nada sencilla, puesto que todavía no se ha descubierto ningún veneno eficaz que impida que se continúen reproduciendo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Barbanza se sitúa a la cabeza en la retirada de nidos de velutina