Los concellos deben 14,2 millones a los bancos, la mitad que en el 2014

Las Administraciones de Lousame y Rianxo han logrado reducir la cuantía de sus créditos casi un 90 %


mazaricos / la voz

A poco más de nueve meses para las elecciones locales, el mandato que termina puede considerarse el del saneamiento financiero de los ayuntamientos de la zona. De hecho, durante este período todos los concellos han logrado reducir de forma importante su deuda, al menos la que tienen con entidades financieras.

Con referencia a principios de este año, el montante total de los créditos pendientes por las Administraciones locales de la comarca ascendía a 14,2 millones de euros, la cantidad más baja desde que hace una década se empezaran a publicar estas cifras y, prácticamente, la mitad de la que se registraba en el 2014, que era de 28,2 millones.

En este sentido, resultan especialmente reseñables los municipios de Lousame y Rianxo, que han logrado reducir la cuantía de sus créditos casi un 90 %. En el primer caso se pasó de una deuda viva de 422.000 euros, en 2014, a los 52.000 euros actuales, mientras que en el segundo los dos millones que se debían hace cuatro años se quedaron en apenas 250.000 euros a día de hoy.

También Pobra ha realizado un esfuerzo importante en este ámbito al amortizar el 80 % de los 4,6 millones pendientes hace cuatro años, lo que le permite mantener un aceptable saldo deudor de poco más de 778.000 euros. En el entorno del millón de euros de créditos aún sin abonar se mueven los municipios de Carnota y Muros, mientras que en Porto do Son esta cifra se eleva por encima de 1,6 millones, lo que supone 1,1 millón menos que hace justamente un lustro.

Boiro y Ribeira

Los dos ayuntamientos más poblados de la comarca barbanzana son también los que mantienen un mayor volumen de créditos. En el caso de Boiro, la cifra asciende a 3,4 millones -2,3 millones menos que hace cuatro años- mientras que en Ribeira roza los seis millones. El Ayuntamiento ribeirense es, precisamente, el que menos ha reducido su deuda viva durante los últimos cuatro años -2,1 millones- a pesar de lo cual registra su menor volumen de créditos bancarios de la última década.

Mención aparte merecen las Administraciones locales de Mazaricos, Noia y Outes que, un año más, y ya van cinco, consiguen desarrollar toda su actividad inversora sin tener que recurrir a la formalización de ningún tipo de crédito bancario.

Detrás de esta reducción tan importante del volumen de deuda viva por parte de las entidades locales se encuentran, en gran medida, las duras exigencias impuestas por la Administración Central a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, normativa que incide en aspectos tales como la limitación de gasto corriente o el período de pago medio a suministradores.

Como el incumplimiento de estas obligaciones acarrea distintos tipos de sanciones o penalizaciones, el esfuerzo de la mayoría de corporaciones por acatarlas ha sido mayúsculo.

La cuantía por habitante está en la media de Galicia

El importante esfuerzo realizado por los ayuntamientos de la comarca para reducir la deuda ha motivado que la cuantía por habitante esté en la media de Galicia. Es decir, 121,87 euros.

Si se tiene en cuenta la variante poblacional, Carnota con 247 euros por vecino y Muros, con 217, son los dos concellos que peores cifras registran, mientras que Lousame y Rianxo, con 22 y 15 por residente, respectivamente, se encuentran justo en el otro extremo. Sin olvidarse, por supuesto, de mazaricanos, noieses y outienses que, debido a la buena gestión de sus respectivos ayuntamientos, no tendrían que desembolsar un solo euro para hacer frente a la deuda viva de sus respectivas Administraciones.

Seguir leyendo

Línea a seguir

Que los ayuntamientos de la comarca deban cada vez menos dinero a las entidades financieras es, sin matices, una buena noticia. Aunque existen casos en los que los créditos bancarios son necesarios, no estar atado a ellos otorga mayor margen de maniobra a los concellos a la hora de llevar a cabo inversiones que redunden en mejorar la vida de sus vecinos. Esperemos que esta línea de cordura financiera se mantengan incluso en año electoral.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos deben 14,2 millones a los bancos, la mitad que en el 2014