Ribeira / La Voz

Cuando parecía que el termómetro no podía subir más en una espléndida noche de sábado con una temperatura más propia del trópico o del Mediterráneo que de estas latitudes, el mercurio se disparó varios grados cuando pasada la medianoche ellos aparecieron en escena. Minutos antes parecía que la plaza de España de Ribeira no se llenaría para ver a Dvicio, pero era un espejismo y la banda madrileña desató el fenómeno fan en toda su dimensión en un recinto que acabó lleno hasta los topes.

A medida que pasaban los minutos, la impaciencia del jovencísimo público que asistió al plato fuerte de la jornada de las fiestas de Ribeira iba en aumento, hasta transformarse en gritos nerviosos cuando se apagaron las luces anunciando el inminente comienzo del concierto. Mientras los más rezagados ocupaban posiciones, empezaron a sonar los primeros acordes y entonces el sofocante calor dejó de importar para dar paso a la euforia.

Qué tienes tú, uno de los éxitos más recientes de Dvicio, fue el tema elegido para abrir el recital y, en vista de la reacción de los asistentes, fue todo un acierto. Desde el minuto uno, el auditorio se puso a cantar y coreó el estribillo a voz en grito. La entrega del público no decayó con el segundo tema, Justo ahora, y tampoco cuando el ritmo de las dos primeras canciones dejó paso a la balada Quizás.

Justo antes, Andrés, el líder de la banda, se dirigió por primera a los ribeirenses para agradecer la buena acogida: «Esto es lo que a uno le recompensa, lo que vale la pena. Somos amigos de la infancia, llevamos muchos años tocando juntos, y es muy bonito venir a un sitio nuevo y que la gente cante tus canciones».

Dos voluntarios

Sin embargo, el momento de histeria colectiva llegó cuando el vocalista pidió voluntarios para subir con ellos al escenario. Al cielo de Ribeira se levantaron cientos de brazos, pero los elegidos fueron el pequeño Aarón, de Celanova, y Miriam, que celebró con Dvicio su 18 cumpleaños.

Se te olvidó quererme fue la canción que la banda les dedicó. Pero cuando la plaza de España estuvo a punto de caerse fue cuando comenzaron a sonar las primeras notas de uno de los grandes éxitos de Dvicio, Enamórate. Móviles en alto para inmortalizar el momento, decenas de personas coreando la letra y todo el mundo bailando fue la reacción a esos acordes.

Y así, hit tras hit, el grupo madrileño fue encadenando canciones que hicieron las delicias de un auditorio que abandonó el concierto con una enorme sonrisa en los labios y decenas de fotos y vídeos en Instagram.

En cuanto a la jornada de ayer, arrancó con Xiada y O Rueiro dos Fillos de Palmeira y estaba previsto que tuviera como broche la gran tirada de fuegos artificiales. Antes de eso, Xabier Díaz e Adufeiras de Salitre ofrecieron el último gran concierto de las fiestas de Ribeira de este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los madrileños Dvicio desataron el fenómeno fan en la plaza de España