El barrio de A Barquiña se hunde

Vecinos de Santa Cristina de Barro denunciaron en el pleno el derrumbe de un galpón debido a una antigua mina

;
El barrio de A Barquiña se hunde Vecinos de Santa Cristina de Barro denunciaron en el pleno el derrumbe de un galpón debido a una antigua mina.

noia / la voz

Contra todo pronóstico, la aprobación del presupuesto no fue el punto que más agitación causó el pasado martes en el pleno de Noia. Una moción del PSOE sirvió para destapar el problema que padece una familia del barrio de A Barquiña, a la que se le hundió el suelo bajo un galpón anexo a su vivienda. Entre los restos de un agujero de unos cinco metros de profundidad -que se tragó útiles domésticos y náuticos, así como leña e incluso una camada de crías de gato-, los afectados vislumbraron la entrada a la galería de una antigua mina.

«Ese burato témolo a sete pasos da nosa casa, unha vivenda nova feita no 2006. Non sei se me pode caer tamén, pero a dirección do furado e cara ela», explicó visiblemente angustiada María José González, durante el turno de intervención del público, remarcando que los técnicos a los que la derivó el Concello en un primer momento no actuaron hasta que solicitó que constara por escrito su petición de acudir al terreno.

Otros residentes en Barro tomaron la palabra para expresar su temor de que las galerías puedan extenderse también bajo sus hogares, una cuestión sobre la que una mujer afirmó no haber recibido información alguna cuando, hace un tiempo, compró un inmueble para su restauración. Y es que el único documento en el que aparecen los límites de esta concesión minera caducada, denominada Carmen, es orientativo y data del 1942.

Futuros pasos

«Remitimos o oficio correspondente á Dirección Xeral de Minas para que faga un estudo específico sobre esta zona, na que había unha antiga mina. Ao mesmo tempo, queremos que os expertos neste eido, cos que non contamos no Concello, realicen un informe a partir do cal poidamos adoptar as medidas de prevención pertinentes», destacó el regidor, Santiago Freire, quien propuso que le acompañase una delegación vecinal durante la reunión que mantendrá con el responsable de Minas.

«¿En catro meses o director xeral non soubo do problema? Non pode ser», expresó el socialista José Manuel Lage, quien abogó porque sea el responsable de este organismo el que se desplace al municipio de Noia.

El ejecutivo noiés sacó adelante un presupuesto de 11,3 millones de euros para este ejercicio

La corporación noiesa aprobó el pasado martes los presupuestos del 2018, unas cuentas valoradas en cerca de 11,3 millones de euros, que contaron con el apoyo de PP y NOIA, así como el voto en contra de PSOE, Marea Cidadá y BNG. Se trata de un proyecto económico articulado en torno a dos grandes actuaciones, la rehabilitación del Casino y de la plaza de Abastos, que tal y como indicó el portavoz popular, Julio Bustelo, suponen el 45 % de las inversiones, 633.630 euros.

En este sentido, las críticas de la oposición para rechazar estas cuentas se agruparon en torno a tres factores: la tardanza en la que se presentaron, a un día de comenzar agosto; por consiguiente, la falta de tiempo para su análisis y debate con el resto de grupos; así como la ausencia de proyectos que fueron considerados cruciales, como una escuela infantil y un centro de día para mayores públicos.

Otra de las cuestiones que señalaron los portavoces de la oposición fue la introducción de un aumento del 25 % del salario del personal laboral del Concello, del que tanto Irati García (BNG), como José Manuel Lage (PSOE) y Manuel Seijas (Marea Cidadá) destacaron que cuenta con un informe desfavorable del propio servicio de intervención.

Salvar el Casino

«Recoñecemos que os orzamentos debían de ter sido elaborados con maior tempo para o seu debate, pero incorporamos moitas das propostas dos grupos», explicó el alcalde noiés, Santiago Freire, quien se refirió a la escasez de personal para exponer la dificultad de presentar estas cuentas. Además, también indicó que comenzarán a trabajar cuanto antes en las del 2019.

Al igual que Bustelo y el regidor, el portavoz del NOIA y socio del gobierno, José Pérez, recordó que la aprobación de estos presupuestos era un trámite más que necesario para garantizar el proyecto de rehabilitación del edificio del Casino, llamado a convertirse en el futuro centro turístico comarcal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

El barrio de A Barquiña se hunde