La escasez de residencias lleva a los concellos a recurrir al sector privado

Rianxo, Ribeira y Boiro tuvieron contactos con empresas para hacer nuevos centros


ribeira / la voz

El envejecimiento poblacional es un hecho que obliga a las Administraciones a destinar cada vez más recursos para atender las necesidades de los mayores. La red de centros de día ha ido extendiéndose en la comarca durante los últimos años, aunque vecinos de Rianxo permanecieron diez meses encerrados en la casa consistorial, hasta que lograron el compromiso de contar con esta prestación en el municipio. Sin embargo, las plazas en residencias escasean y los dirigentes locales saben que la Consellería de Política Social descarta la construcción de inmuebles en cada municipio. Conscientes de la necesidad de ampliar la oferta, algunos ayuntamientos barajan otras alternativas, como recurrir al sector privado para conseguir la financiación necesaria para nuevas instalaciones.

Por ahora este es el caso de Boiro, Ribeira y Rianxo. De fructificar estas tres propuestas, la comarca vería ampliadas en unas 400 las plazas disponibles para mayores. En realidad esta cifra es una estimación, dado que Boiro es el único Concello que posee un proyecto, consistente en la utilización de uno de los extremos de la finca del pazo de Goiáns. El alcalde, Juan José Dieste, asegura: «Es una propuesta para el municipio y para Galicia, con una inversión total de 12,5 millones. Va más allá de una residencia, porque incluye atención hospitalaria, investigación y formación».

Dieste explica que, en una primera fase, se habilitarían las dependencias para que los usuarios pudieran residir.

Conciertos con la Xunta

La intención de los tres mandatarios es buscar los medios para la realización de las infraestructuras y alcanzar acuerdos con la Administración autonómica para que sean de gestión pública. Es decir, que las plazas ofertadas formen parte del consorcio.

El ribeirense Manuel Ruiz explica que la Xunta tiene buena disposición para establecer conciertos: «Porque la necesidad de plazas es indudable». Sin embargo, también subraya que es preciso buscar la fórmula, porque la concesión debería ser mediante concurso, por lo que ninguna compañía tendría, en principio, garantizada la adjudicación.

En el caso de Ribeira, el alcalde explicó que existe interés por parte de dos firmas del sector. La intención del Ayuntamiento consiste en sacar a la venta el edificio de la antigua discoteca Nesta Kurva para que pueda habilitarse como residencia. La propuesta ya fue expuesta a los portavoces de los grupos políticos y el objetivo de Ruiz Rivas es contactar de nuevo con estas empresas para iniciar el procedimiento cuanto antes.

Manuel Ruiz estima que podrían habilitarse entre 90 y 100 plazas para personas que no requieran atención permanente, dado que Ribeira ya tiene un centro para mayores dependientes.

Por su parte, el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, explica que el Concello cuenta con una parcela en las inmediaciones del instituto. Precisa que ya fue ofertada a la Xunta, pero ante la falta de respuesta ha decidido buscar otras alternativas.

Comenta que el ejecutivo inició contactos para conocer firmas que pudieran estar interesadas y que visitó municipios en los que se crearon residencias con una fórmula similar: «Hai un déficit deste tipo de servizos e vemos que é viable. A intención é que haxa un beneficio social». En este caso, el terreno se otorgaría mediante subasta.

El sonense Luis Oujo apuesta por infraestructuras de ámbito comarcal

Con el propósito de atender las necesidades de las personas mayores, muchas de las cuales residen solas o con familiares a los que sus trabajos les obligan a pasar buena parte del día fuera de casa, los ayuntamientos han intensificado en los últimos años las horas de atención a domicilio. Sin embargo, en ocasiones es insuficiente. El mandatario sonense, Luis Oujo, explica que el servicio de ayuda en el hogar se ha reforzado y que el término cuenta con un centro de día. Reconoce que también son necesarias plazas de residencia próximas, pero indica que lo más adecuado serían infraestructuras de ámbito comarcal, dado que la Xunta apuesta por la agrupación.

Oujo señala que en el caso de su municipio eso sería lo idóneo: «Aos habitantes das localidades de Xuño, Caamaño ou Carballosa vailles mellor a zona de Ribeira, mentres que aos da outra parte do municipio resúltalles máis próxima a de Noia».

Todos los regidores reconocen que es necesario buscar alternativas porque la demanda de plazas residenciales va en aumento.

Mayores (Sálvora)

El problema ya está aquí, pero las alternativas no. El envejecimiento de la población es un hecho y también lo es que a los hijos de ahora, los que tienen la suerte de trabajar, les resulta imposible dejar sus ocupaciones para atender a sus mayores y, mucho más, conciliar vida laboral y familiar. En otros países, la gente asume que, llegada una edad, una residencia será su segundo hogar. Pero, para eso, es necesario que exista la prestación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La escasez de residencias lleva a los concellos a recurrir al sector privado