Mejorar la eficiencia del alumbrado público cuesta cuatro millones

A Pobra es el único Ayuntamiento que ya consiguió una ayuda específica del Gobierno

alvite
ribeira / la voz

Si para muchos barbanzanos pagar la factura de la luz se convierte en un esfuerzo considerable, todavía lo es más para las Administraciones locales, ya que la cantidad a desembolsar puede ser millonaria si se suman los recibos que abonan los 11 concellos de la comarca a lo largo del año. Para intentar paliar este problema, los distintos gobiernos locales han decidido mejorar la eficiencia energética del alumbrado público, una actuación que supondría una inversión que supera los cuatro millones de euros.

Para hacer frente a ese pago, siete ayuntamientos barbanzanos han decidido sumarse a la segunda convocatoria de subvenciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, que tiene una partida específica de 48,7 millones de euros con cargo a los fondos Feder de la Unión Europea. En estos momentos, el proceso de adjudicación está abierto, y solamente A Pobra tiene confirmado que recibirá 753.000 euros para renovar sus luminarias. A esta partida, el gobierno local deberá añadir cerca de 188.300 euros para completar el presupuesto total del proyecto, que contribuirá a rebajar considerablemente la factura de la luz.

Según explicó el alcalde pobrense, Xosé Lois Piñeiro, «un dos principais beneficios será para as contas do Concello, porque supón un aforro anual de aproximadamente 130.000 euros, reducíndose o gasto desde o 250.000 a 120.000. Ademais, engandíndolle o aforro producido pola xestión e mellora dos contratos, o total sería de 200.000 euros que deixariamos de pagar». La propuesta de A Pobra estaba situada en el puesto 110 de toda España para municipios de menos de 20.000 habitantes, mientras que la de Rianxo se colocó en el 512.

Adolfo Muíños está a la espera de que estos días le puedan dar el visto bueno a su proyecto, que conllevaría una inversión de 998.395 euros, de los que el 80 % correrían por parte del Gobierno central. Según sus cálculos, esta iniciativa permitiría renovar el 60 % de las luminarias de la villa -un total de 2.693 puntos de luz de los 4.392 existentes-, y el ahorro para las arcas municipales sería de 75.800 euros menos al año.

A la espera

También están a la espera de resolución de las ayudas los concellos de Porto do Son, Boiro, Noia, Lousame y Mazaricos. Este último municipio es el que ha solicitado una partida más elevada, ya que ronda los 800.000 euros, a los que tendrá que añadir 160.000 -el 20 % restante- para poder llevar a cabo la renovación del alumbrado, un dinero que están intentando conseguir gracias al fondo de compensación.

La cuantía solicitada por parte del Concello sonense es justo la mitad, 400.000 euros, según explicó el alcalde, Luis Oujo, que también confió en que pronto lleguen noticias de su consecución, un deseo que comparte con su homólogo de Boiro, Juan José Dieste, que presentó un proyecto a esta convocatoria de ayudas que supera los 320.000 euros.

Por su parte, la propuesta que redactó el ejecutivo local de Lousame, que también está a la espera de resolución, es la que cuenta con un presupuesto menor, puesto que está valorada en 172.000 euros, de los que el IDAE abonaría 137.500. Según los cálculos que maneja la alcaldesa, Teresa Villaverde, la renovación del alumbrado supondría un ahorro de 30.000 euros anuales.

Algunos concellos acuden al dinero del fondo de compensación ambiental

Otra de las alternativas para renovar las luminarias de los municipios es acudir al dinero que se puede conseguir del fondo de compensación ambiental, una solución por la que han apostado tanto en Outes como en Muros. En el primer municipio la alcaldesa, Beatriz Molinos, explicó que «xa levamos tempo renovando as luminarias de varias zonas do concello, e agora temos pendente unha partida de 38.000 euros que pedimos ao fondo de compensación». La misma solución ha elegido el ejecutivo de María Xosé Alfonso, que entre el dinero aportado por esta subvención y el conseguido con algún plan de la Diputación calcula que dispondrán de 150.000 euros para mejorar la eficiencia energética del alumbrado público.

El que ya tiene los deberes hechos es el Concello ribeirense, que puede presumir de disponer de una red 100 % led. Además, con cargo el proyecto Máis Ribeira Atlántica, se incluye una iniciativa para ampliar el alumbrado y llevarlo a los paseos de A Ameixida y O Carreiro, y al parque de punta de O Castro.

Luz (Sálvora)

Si la gran mayoría de barbanzanos ya ha colocado en sus casas bombillas de bajo consumo, no es de extrañar que los gobiernos locales busquen la misma solución para el alumbrado público. Las cuentas están hechas y el ahorro es más que evidente, ahora solo falta que quienes deciden conceder las ayudas respalden los proyectos de la comarca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Mejorar la eficiencia del alumbrado público cuesta cuatro millones