La Xunta blinda las lagunas barbanzanas

Las incluye dentro de las zonas sensibles en las cuencas hidrográficas del territorio


ribeira / la voz

Cuidar los recursos naturales de Galicia es uno de los cometidos de la Administración autonómica, que acaba de publicar una resolución en la que inicia la revisión de una serie de zonas sensibles en las cuencas hidrográficas del territorio, entre las que se encuentran los lagunas de Caldebarcos, en Carnota; San Pedro de Muro, en Porto do Son; y Vixán y Corrubedo, en Ribeira.

El objetivo de esta iniciativa es actualizar los datos sobre el estado en el que se están dichas zonas, puesto que por sus especiales características tienen que cumplir una serie de requisitos, sobre todo relacionados con el tratamiento de aguas residuales urbanas, ya que hay que garantizar que estas sean tratadas correctamente antes de que se viertan a embalses, lagos o directamente al mar.

En este sentido, el escrito de Aguas de Galicia incluso hace referencia a que las autorizaciones para realizar vertidos podrían endurecerse todavía más, sobre todo en aquellos lugares donde las aglomeraciones urbanas superan los 10.000 habitantes, como es el caso de Ribeira. Así, se tomarán medidas extremas «cando sexa necesario garantir que as augas receptoras cumpran coas normas de calidade ambiental fixadas na normativa vixente e cos obxectivos ambientais que establezan os plans hidrolóxicos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta blinda las lagunas barbanzanas