Verano en Ribeira, otoño en Mazaricos

El viento del norte es el culpable de que las variaciones de temperatura en la comarca puedan llegar a nueve grados


mazaricos / la voz

Este verano está resultando tan extraño que en apenas cincuenta kilómetros -los que separan Ribeira de Mazaricos- la meteorología cambia radicalmente. De hecho, ayer mismo a primera hora de la tarde, mientras el cielo estaba totalmente encapotado en Noia, en Boiro y A Pobra se alternaban las nubes con los claros, y en Ribeira el sol brillaba en todo su esplendor.

Este tiempo tan cambiante tiene un reflejo directo en las temperaturas con diferencias que, en las horas centrales del día, pueden llegar a alcanzar los nueve grados entre Santa Uxía y A Picota. Mientras en la parte norte de la comarca es necesaria una chaqueta para hacer frente al fresco de las primeras y últimas horas del día, al sur abundan las sisas durante buena parte de la jornada.

El culpable de esta variación en los termómetros es el viento del norte, como explicaron ayer desde Meteogalicia, puesto que en las zonas costeras se mueve más rápido por la influencia del mar, lo que provoca que las nubes se deshagan antes y permitan que luzca el sol. Mientras, en el interior, la nubosidad suele quedarse estancada porque no hay tanta brisa. La consecuencia directa es que, con menos rayos solares, menos calor.

Consultas sobre playas

Los fines de semana son abundantes las llamadas a los lugares más playeros para saber si hace una jornada soleada. «Se lle facemos caso a como está o tempo, aquí non imos á praia un só día. Porque sempre está cuberto e con frío, mentres que en Louro o Esteiro -dos de los arenales más visitados por los montañeses-, o tempo adoita estar descuberto e con boas temperaturas», apunta un joven de la parroquia mazaricana de Alborés, que lamenta el verano tan atípico de este año.

Los datos de las estaciones de Meteogalicia confirman las enormes variaciones de los termómetros en función del lugar de la comarca en el que se mida. Así, por ejemplo, mientras en Corrubedo se alcanzó ayer una temperatura máxima de 26 grados y una mínima de 17, en Carnota osciló entre los 16 y los 23, y en Mazaricos no se superaron los 21 ni se bajó de los 14.

Aunque esta situación parece que va a mantenerse durante los próximos días -la previsión de Meteogalicia apunta a tiempo inestable e incluso alguna lluvia débil hasta el viernes-, el fin de semana llega a la comarca un anticiclón que garantizará tiempo seco y soleado hasta, al menos, los primeros días de agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Verano en Ribeira, otoño en Mazaricos