Chapuzones 100 % peligrosos

Rocas, pantalanes, puentes o acantilados se han convertido en lugares elegidos por los jóvenes para poner a prueba su adrenalina a costa de arriesgar su propia vida

.

ribeira / la voz

Nunca se está libre de sufrir un accidente cuando al darse un baño en el mar, en un río o incluso en casa, pero en muchas ocasiones los vecinos de la comarca tensan la cuerda para que el porcentaje de salir indemne se reduzca considerablemente. En los municipios de la zona existen multitud de puntos negros que los barbanzanos y turistas, sobre todo los más jóvenes, utilizan para zambullirse en el agua poniendo en peligro su propia vida, o arriesgándose a sufrir una lesión medular que los puede dejar en una silla de ruedas de por vida.

Rianxo

Paseo marítimo. El último lugar que han descubierto los amigos de las emociones fuertes es el puente del paseo marítimo de Rianxo que lleva a la playa de A Torre, y cuya altura rondará los veinte metros. Varios vecinos alertaron a la Policía Local de que un grupo de jóvenes estaban utilizando esta pasarela para lanzarse al agua. Al parecer, los bañistas saltaban la barandilla y luego se desplazaban por la parte de fuera hasta llegar a la mitad, desde donde se tiraban. Además, también colocaron varias cuerdas para balancearse y hacer saltos más espectaculares. Los agentes rianxeiros alertaron de lo peligroso de esta práctica, «porque non hai profundidade suficiente ao longo da ponte, e lles pode fallar un pé é...». No es el único lugar peligroso para bañarse, puesto que todos los años hay vecinos y turistas que se zambullen en el agua desde las rocas de la playa de Tanxil, donde ya se han registrado accidentes graves.

Boiro

Puente de Praia Xardín. Es una imagen recurrente, pero no por ello menos peligrosa. Numerosas personas saltan la barandilla del puente de Praia Xardín, se colocan sobre el tubo que lo cruza y se lanzan al agua. «El otro día había un padre y una hija, y el hombre estaba convenciéndola para que se tirara, y eso que la marea estaba baja», explicó José Santiago, un vecino de esta zona boirense que reconoce que cualquier día hay una fatalidad. En la explanada del puerto de Escarabote también suelen quedar los jóvenes para lanzarse al mar, aunque también hay boirenses que se tiran desde los barcos atracados en el de Cabo de Cruz.

A Pobra

Piscinas naturales. Son una auténtica belleza paisajística, pero también un peligro en potencia. Las piscinas naturales que dibuja el río Pedras constituyen un punto de atracción turística del municipio, en donde muchos arriesgan su vida lanzándose a las pozas sin calcular bien si pueden chocar contra una piedra. Las rocas que bordean los arenales de A Corna, A Illa o Lombiña también se utilizan de trampolín, al igual que una situada en las inmediaciones el campo de fútbol y conocía como la Mula.

Ribeira

Muelles. Las explanadas portuarias de Palmeira, Corrubedo o Castiñeiras también son lugares recurrentes es los que es frecuente ver a jóvenes lanzarse al mar, al igual que desde las rocas que bordean algunas playas ribeirenses, así como en la zona del paseo marítimo de O Touro situada más próxima a la estación de autobuses de Ribeira.

Carnota

Pasarela. El municipio carnotano también tiene en un punto negro para los chapuzones peligrosos: el puente de O Pindo. Desde la Policía Local confirmaron que cada año se puede ver a algún bañista lanzándose de esta pasarela, «e algúns incluso fan saltos acrobáticos». Al igual que en el resto de muelles de la comarca, donde está prohibido bañarse, los vecinos y turistas también se tiran al agua desde la explanada portuaria de Lira. 

Muros y Noia

Puerto. Lo mismo ocurre en los municipios muradano y noiés, donde se tiene constancia de que son muchos los que se zambullen desde los muelles. Además, en Noia también se ha registrado algún caso de gente que se ha lanzado desde el puente peatonal situado cerca de la central del río Tambre.

Ceilán y Pontenafonso

«Puenting». También existen en la comarca varias ofertas para vivir emociones fuertes zambulléndose en el mar, pero extremando las precauciones. En el puente de Ceilán de Outes o en el noiés de Pontenafonso es posible practicar puenting durante los fines de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Chapuzones 100 % peligrosos