Barbanza gana relevancia en el arte rupestre con más de 450 petroglifos

Cazoletas, círculos, zoomorfos y cruciformes son las representaciones más comunes

.

ribeira / la voz

Las investigaciones realizadas en la comarca durante los últimos años, tanto por parte de profesionales de la USC como de aficionados, han permitido ir incrementando paulatinamente la relación de petroglifos. El último estudio, que vio la luz hace unos días, sitúa en 450 los conjuntos de grabados existentes en la zona, una cifra que, seguro, ya está superada, puesto que el goteo de hallazgos es afortunadamente constante. El número es elevado, sobre todo si se tiene en cuenta que en el conjunto de Galicia hay catalogadas 3.374 estaciones. Tanto, que los autores del trabajo no dudan en señalar que Barbanza ha dejado de ser una zona marginal en lo que al arte rupestre se refiere, para convertirse en un espacio relevante en este campo.

El informe ha sido realizado por Carlos Rodríguez Rellán, Alia Vázquez Martínez y Ramón Fábrega Valcarce. Su propósito era suplir la ausencia de aproximaciones al arte rupestre gallego, con un trabajo que abarcara toda la comunidad. Su conclusión, en cuanto al número de estaciones, triplica la cifra del último recuento, realizado en el 2006, que situaba en 1.006 las rocas con grabados existentes en Galicia.

La tendencia, en cuanto a concentración de petroglifos, sigue las pautas del pasado, con la provincia de Pontevedra reuniendo más de la mitad de las estaciones. Pero la posición de esta comarca en el ránking ha mejorado notablemente: «Fóra dese gran núcleo pontevedrés, con Campo Lameiro como epicentro, a zona de Barbanza xa pode considerarse a día de hoxe coma unha interesante área secundaria na arte rupestre galega, algo que antes da realización deste traballo non era así», destacó Ramón Fábregas.

En el aumento que ha experimentado el número de petroglifos han jugado un papel fundamental dos puntos de la comarca. Uno de ellos es el territorio de Porto do Son: «Só nese municipio contabilizamos 160 estacións cando rematamos a recompilación de datos, pero sabemos que posteriormente se atoparon novos gravados, polo que hoxe poderiamos falar seguro de preto dos 200», puntualizó Fábregas. El investigador también hizo referencia a Carnota: «Alí o traballo dun afeccionado, José Cernadas Sande, fixo que se multiplicara a cifra de motivos».

Más de 800 motivos

Esos 450 petroglifos catalogados en la zona -350 en Barbanza y un centenar en Carnota-Muros- reúnen más de 800 motivos diferentes. Las cazoletas (pequeños huecos excavados en la superficie de las rocas) son los grabados más recurrentes y suponen más de 250 del total; pero destaca la elevada presencia de zoomorfos, es decir, representaciones de animales. De hecho, el centenar de motivos de este tipo existentes en las estaciones de la comarca supone un tercio de todos los contabilizados en el territorio gallego.

La relación de representaciones del arte rupestre existentes en la zona se completa con un centenar de círculos simples, 140 combinaciones circulares, cuatro laberintos, 90 cruciformes y 13 armas. El resto serían motivos variados correspondientes a diferentes períodos históricos.

Los autores de este trabajo están convencidos de que su investigación se quedará en breve obsoleta: «Case seguro que queda moito por descubrir nesta zona, sobre todo porque os petróglifos son manifestacións arqueolóxicas moi pouco visibles e, polo tanto, difíciles de atopar», señaló Ramón Fábregas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Barbanza gana relevancia en el arte rupestre con más de 450 petroglifos