El pleno de Porto do Son avanza en la reforma de la fachada marítima

Aprobó, con la abstención de la oposición, el convenio para que Portos ejecute la obra

.

ribeira / la voz

Con la mayoría absoluta del PP era suficiente para sacar adelante el convenio con Portos de Galicia para renovar la fachada marítima del municipio, uno de los proyectos estrella del Concello, ya que supondrá la inversión de más de cuatro millones de euros durante los próximos cuatro años. Sin embargo, aunque los seis concejales de la oposición se abstuvieron en este punto del pleno celebrado el jueves, antes quisieron dejar claro que no estaban de acuerdo con él.

Asunción Torres, de Portodos, fue la encargada de lanzar el primer dardo, indicando que el gobierno local «só fai obras para poñer as rúas bonitas para os turistas, en lugar de xerar postos de traballo para que os veciños non teñan que marchar. A fachada marítima non é máis que un reflexo do seu modo de gobernar, puro escaparatismo». La nacionalista Ánxela Franco continuó en esa misma línea, pero también quiso hacer hincapié en que este proyecto «conta con cero euros para o ano 2018. O goberno local só vende fume».

Eterna promesa

No tardó en contestar la portavoz municipal, María Maneiro, recordando que esta actuación fue prometida por muchos ejecutivos, pero que no ha sido hasta ahora cuando se hará realidad. También destacó que los más de 4,8 millones de euros serán financiados íntegramente por Portos de Galicia y acabó diciendo: «Oxalá fose a fachada marítima a culpable da falta emprego, a falta de emprego lla debemos aos señores do PSOE».

La acusación no cayó en saco roto, y desde el bando socialista Josefa Hermo habló de los millones de euros estafados por miembros del PP, a los que llamó ladrones. El alcalde, Luis Oujo, amenazó con expulsarla si no retiraba esa afirmación, algo que finalmente hizo, no sin antes hacerse de rogar y amagar con abandonar la sala. Este no sería el último encontronazo entre gobierno local y oposición antes de aprobar el punto, ya que Ánxela Franco llegó a calificar a un miembro del ejecutivo como «manillar de futbolín» por no intervenir en los plenos, un calificativo que obligó a Oujo a advertir que no toleraría «ningún insulto máis».

Aprobación de la relación de puestos de trabajo (RPT). Con la abstención de la oposición, el equipo de Luis Oujo aprobó la nueva RPT. Ahora se abrirá un plazo de 20 días para presentar alegaciones.

Futura casa consistorial. También salió adelante, con la abstención de la oposición, una modificación de crédito para añadir una partida de 28.000 para la compra de un inmueble una casa en avenida de Galicia que podría convertirse en la futura casa consistorial. El objetivo del gobierno local es abonar este año 100.000 euros, de los 250.000 que cuesta dicho inmueble.

Centros de salud. El gobierno local también sacó adelante el punto para incluir en el Inventario de Bens do Concello los centros de salud de Porto do Son y Xuño. Este es un requisito obligatorio para que Sanidade pueda asumir la gestión y los gastos de mantenimiento de ambos servicios.

Ayudas. En la sesión plenaria también se aprobó el Plan Estratéxico de Subvencións para los años 2018 al 2021.

La Manada. Toda la corporación municipal se mostró a favor de la moción del BNG para declarar personas no gratas a todos los componentes de la Manada.

Depuradora de Queiruga. Por unanimidad salió adelante el convenio con Augas de Galicia para construir una EDAR en Queiruga, que supondrá una inversión de dos millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pleno de Porto do Son avanza en la reforma de la fachada marítima