La carencia de socorristas deja vacantes medio centenar de plazas

Los alcaldes de Arousa norte y Porto do Son ven necesario unirse para ofertar cursos

.

ribeira / la voz

Cada año son mayores las dificultades para conseguir socorristas y profesionales de los servicios de emergencias, y la situación podría ir a peor, como afirma el boirense Nacho Pérez Hermo. Este verano, medio centenar de plazas están vacantes en Ribeira, A Pobra, Muros, Porto do Son, Rianxo y Carnota. Solo en Outes han logrado cubrir los cinco puestos ofertados y en Boiro parece que conseguirán reunir a los 24 necesarios en la tercera convocatoria.

El principal problema de la falta de titulados radica en la dificultad para realizar los cursos, dado que al hándicap de su elevado precio, por encima de los mil euros, se une el hecho de que o hay que desplazarse o disponer de tiempo para acudir a las clases. Teniendo en cuenta los inconvenientes, muchas familias e, incluso los propios jóvenes, consideran que no merece la pena para ejercer un trabajo estival durante unos años.

La mayoría de los vigilantes contratados en Ribeira y Boiro llevan varios veranos repitiendo experiencia y un gran número es posible que no continúen la próxima temporada porque están preparando su acceso al mercado laboral. Es el caso de Alberto Jeremías Fernández, que estudia para opositar a la convocatoria de plazas de la Guardia Civil. Este es su cuarto año en Boiro, pero anteriormente estuvo en Ribeira.

Explica que sacó el título en el año 2008 a través de la Cruz Roja, organización que en aquella época estaba habilitada para impartir clases sobre salvamento: «Antes era más fácil acceder a la formación y, económicamente, más viable». El socorrista subraya: «El nuevo curso implica la realización de dos meses de prácticas, por lo que a nivel monetario el golpe es mayor».

Una alianza

La mayoría de los ayuntamientos contratan al personal mediante subvenciones de la Xunta, por lo que deben realizar las pruebas de selección entre candidatos inscritos en las listas de empleo. Sin embargo, estas ayudas tienen fecha de caducidad, dado que los fondos se anulan si, transcurrida una fecha, las plazas no se han cubierto.

En Porto do Son, el edil Manel Deán explica que solicitaron una prórroga de la ayuda que expira hoy, sin que hayan conseguido los 13 titulados que todavía les faltan. Por lo que respecta a Ribeira, hay 14 vacantes y la alternativa de recurrir a una empresa está descartada porque, comentó el mandatario, Manuel Ruiz, tampoco las compañías de este ámbito cuentan con gente. En A Pobra han conseguido media docena de socorristas a través de una firma, pero por ahora la duración del acuerdo es de un mes.

Ante las crecientes dificultades y las que, prevén, llegarán en años venideros, entre los regidores de Arousa norte y Porto do Son se estudia la idea de ofertar cursos de forma conjunta.

Preocupado por lo que sucede, el boirense Juan José Dieste indicaba: «Los alcaldes tenemos que ponernos de acuerdo. Independientemente de que los concellos opten o no a la consecución de banderas azules, el servicio de salvamento hay que proporcionarlo en las zonas de baño. Federación y Xunta deben sentarse para buscar una solución».

En términos similares e expresan el ribeirense Manuel Ruiz y el sonense Luis Oujo. Este último explica que el municipio de Porto do Son tiene playas muy concurridas y, además, de gran peligrosidad. Los siete vigilantes contratados este verano únicamente permiten cubrir las necesidades de dos de ellas, algo insuficiente.

La bandera azul sigue sin ondear en la playa de Louro porque solo hay dos vigilantes

El municipio de Muros es, junto con el de Boiro, el único que en la comarca continúa apostando por la consecución de banderas azules. La playa de San Francisco, en Louro, consiguió el distintivo, pero este no ondea en el arenal porque el Concello únicamente ha logrado contratar a dos socorristas. Los vigilantes están ejerciendo su trabajo, pero el número es insuficiente para izar la enseña porque es inviable realizar turnos de trabajo.

La regidora, María Xosé Alfonso, explica que han solicitado un nuevo listado a las oficinas de empleo, pero está al tanto de las dificultades existentes en todos los municipios y cree que va a ser imposible reunir al número mínimo de profesionales.

Seguir leyendo

Facilidades

Está muy bien exigir que las personas encargadas del salvamento en las playas dispongan de la formación adecuada. Es lógico, puesto que su trabajo consiste en auxiliar a quienes estén en apuros. Sin embargo, también deben propiciarse las condiciones para que las personas interesadas en acceder al título puedan conseguirlo. Ahora, por lo que parece, es un coto cerrado que está solo al alcance de unos pocos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La carencia de socorristas deja vacantes medio centenar de plazas