La feria marinera de Ribeira aspira a crecer

La firma Rivendel se encargará por vez primera del mercado, que contará con 125 puestos y priorizará el teatro y el fuego


Del 16 al 19 de agosto • Ribeira • Todo el día • Ribeira lleva 12 años dando cabida, a mediados de agosto, a una feria marinera que, desde hace seis, se denomina Artemar. En esta edición, las concellerías de Cultura y Turismo, implicadas en su organización, han decidido darle un vuelco con el fin de que al fin se consolide como una oferta puntera de la programación estival de la ciudad. Para ello, están trabajando en la introducción de varios cambios en el programa.

El primero afecta a la localización del mercado que constituye el eje de la feria. La idea es darle prioridad a las calles peatonales, por lo que los puestos se extenderán, en forma de cruz, entre la Praza do Concello y el Malecón, y desde el mercado municipal hasta la plaza de Compostela. A mayores, se engalanarán otras zonas del casco urbano, como Mariño de Rivera, Santa Uxía, Campo de Marte, Alcalá Galeano, Diego Delicado y Sal.

La firma Rivendel, que se encargará por vez primera del montaje del mercado, desembarcará en Ribeira con 125 puestos, en los que predominarán la artesanía y los artículos de temática marinera. Esta empresa también organizará este año la Feira Celta que se celebrará en Porto do Son del 27 al 29 de julio.

Pero desde el Concello también se busca darle un vuelco a la parte lúdica de Artemar. En este sentido, se ha decidido erradicar la temática pirata, para priorizar el teatro callejero y los espectáculos de fuego, que se realizarán cada noche y culminarán con una queimada. Incluso el acto de inauguración sufrirá seguramente cambios, prescindiendo de la presencia de un personaje conocido, para correr a cargo de titiriteros.

Presencia local

Como ha venido sucediendo en las últimas ediciones, uno de los propósitos principales es que en la feria tengan un peso fundamental los ribeirenses. Una de las zonas, probablemente la Praza do Concello, se reservará para que las asociaciones y los artistas locales muestren su trabajo al público; al tiempo que se repetirán los concursos de decoración escaparates y locales hosteleros, así como la ruta de tapas.

Entre las iniciativas que se barajan para darle el impulso definitivo a Artemar se encuentra una degustación gastronómica, en la que entrarían en juego productos populares como sardinas, mejillones y empanada, pero es una opción que todavía no está cerrada.

Sí es seguro que en esta edición de la feria se reforzarán las actividades que están destinadas al disfrute del público infantil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La feria marinera de Ribeira aspira a crecer