La ley de contratación electrónica paraliza la licitación de obras

Técnicos municipales de Barbanza inciden en los problemas de la plataforma estatal


Ribeira / La Voz

«É unha pedra máis no camiño», afirma la alcaldesa de Lousame, Teresa Villaverde, cuando se le pregunta por la aplicación de la nueva ley de contratación del sector público, que obliga a efectuar electrónicamente los procesos de licitación y adjudicación de obras o servicios. Hace unos días, el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, destacaba el esfuerzo de los técnicos municipales, enfatizando que ya habían realizado la concesión de un proyecto a través del recién implantado procedimiento telemático. Algunos pueden pensar que es exagerado enfatizar este hecho, pero lo cierto es que al preguntar a los técnicos municipales se comprueba que el empleo de la plataforma estatal constituye un auténtico quebradero de cabeza, hasta el punto de paralizar los procesos de licitación de los concellos.

El mayor problema, apuntan secretarios, interventores y alcaldes, radica en que el grueso de las obras que deben sacarse ahora a concurso corresponden a los planes de la Diputación coruñesa, que ha decidido aplicar desde el primer momento el sistema electrónico para erradicar por completo el papel.

La secretaria de Outes, que lleva meses lidiando con la plataforma informática, la única que puede emplearse a nivel estatal, apunta: «Hace tiempo que intenté publicar los contratos menores y todavía no he sido capaz». Explica que, solo en publicar anuncios de contratación puede tardarse una semana.

Su homólogo de Porto do Son explica: «Estamos implantando o proceso e aínda na fase de probas, que é unha opción que che ofrece o propio sistema. Polo momento non está operativo para público en xeral».

Poco intuitiva

El diagnóstico de los técnicos barbanzanos coincide. Afirman que la aplicación se bloquea, que su manejo entraña dificultades y que es poco intuitiva, lo que complica aún más las cosas.

Además, explican que si se tarda demasiado tiempo en completar un apartado caduca la sesión, por lo que hay que comenzar de nuevo.

La situación tiene en jaque a los mandatarios, que apuntan que la ley de contratos, que obliga a ir a una segunda vuelta, ya está provocando una importante demora en los procedimientos de licitación y que esto contribuye a que los retrasos sean mayores.

Incluso, hay ayuntamientos que todavía no se han dado de alta en el sistema, un requisito imprescindible, y no han comenzado con el período de pruebas, algo que, dadas las dificultades existentes, parece necesario.

Si para los técnicos la herramienta es complicada, peor están las cosas para las pequeñas empresas. De hecho, profesionales de algunos concellos barbanzanos manifiestan que «en lugar de favorecer la concurrencia de pequeñas y medianas firmas, la obstruye».

Para conocer los concursos de licitación en marcha, las compañías deben recurrir al perfil del contratante, pero una de las carencias observadas por trabajadores municipales es que, al menos por ahora, carece de un sistema de alertas. La secretaria del Concello de Outes subraya que esto implica que las empresas destinen a una persona a rastrear las páginas web en busca de convocatorias, algo que es inviable para muchas de las sociedades con base en la comarca.

La situación llega a tal extremo que hay concellos que temen que alguna contratación menor pueda quedar desierta.

Personal de la comarca asiste a los cursos que imparte la Diputación

La Diputación Provincial de A Coruña, que fue la primera en suprimir la edición del BOP en papel, también ha decidido cortar de raíz su uso en los procesos de licitación. Esto obliga a que las numerosas obras incluidas en sus planes deban efectuarse necesariamente por vía telemática. Para contribuir a la adecuación de los concellos a la nueva ley de contratación del sector público, desde el organismo provincial realizan unos cursos dirigidos a los técnicos municipales. La mayoría de los barbanzanos ya han asistido a ellos.

Aunque la formación constituye una ayuda a la hora de adaptarse a las principales características de la plataforma de contratos del sector público, no resuelve los contratiempos de funcionamiento del sistema. Algunos profesionales no dudan en afirmar que es preciso una mejora.

Hoy y el jueves hay nuevos cursos del ente provincial. El último de los programados para este mes es para el día 17.

Menos medios (Sálvora)

La erradicación del papel en los procedimientos administrativos es necesaria, por cuestiones de economía y de ecología. La puesta en marcha de cualquier herramienta nueva genera dificultades y la plataforma de contratación del sector público no iba a ser una excepción. Sin embargo, los ayuntamientos tienen un problema añadido: mayor carga de trabajo, mayores competencias y menos medios para asumir todo eso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La ley de contratación electrónica paraliza la licitación de obras