Cien kilómetros de huellas de héroes

Francisco Méndez fue el primero en cruzar la meta de una prueba que abandonaron cerca de medio centenar de caminantes


ribeira / la voz

Lo habían venido advirtiendo meses antes. La quinta edición de la andaina más larga de Galicia -A 100 dos International Trekkers- tendría uno de los recorridos más bellos, pero a su vez, más duros de su historia. Y si algo quedó claro para los 265 participantes que partieron el sábado por la tarde del centro de la villa sonense es que la organización no engañaba a nadie.

La mejor prueba de la dificultad de esta ultra andaina fue la tasa final de abandonos, que se colocó finalmente en un 20 %. Mas, ¿cuál es el tiempo que le lleva a una persona recorrer un centenar de kilómetros, mientras compite contra sí misma y los únicos límites son los que dictan el sol y la luna? La respuesta a esta pregunta la consiguió Francisco Méndez Quintela al cruzar primero la línea de meta en Porto do Son. Cuando lo hizo, el cronómetro marcaba 12 horas y 27 minutos, media hora menos que lo que tardó el campeón de la anterior edición, Raúl Iglesias, en completarla.

Por otro lado, en esta caminata no se quedan grabadas solo las pisadas de los héroes. También lo hacen las de heroínas como Maiuca Cortón Tesouro, que fue la primera mujer en terminar, con un tiempo de 15 horas y 56 minutos.

La llegada a Ourille

«A maior parte dos abandonos tiveron lugar no quilómetro 57», señaló el director deportivo de la prueba, Xaíño Méndez, de la llegada a Ourille, tras dejar atrás el monte rianxeiro de Castro Barbudo. «Aínda é cedo para facer unha valoración aproximada, pero é certo que a algúns participantes lles pareceu moi dura, mentres que a outros encantoulles», analizaba Méndez, a falta de dos horas para que se agotase el tiempo de llegada.

A pesar de ello, este año el bloque central de andariegos se mantuvo compacto y fueron muchos de ellos los que caminaron sobre el guion previsto, siendo cazados por el atardecer en A Curota y con la diosa fortuna de su lado para sortear la lluvia y llegar a una más que aplaudida cena en el lugar boirense de Pazos, cerca de las 20.00 horas.

No obstante, y sin lugar a dudas, nada pudo hacer sombra al premio de otear el final de la playa de A Aguieira y del instante de cruzar la meta para alcanzar la mejor victoria, la de la superación personal.

;
¡Así arrancó la caminata más larga y exigente de Galicia! Doscientas sesenta y cinco personas partieron de Porto do Son, en un record de participación, para realizar un centenar de kilómetros y regresar antes de 24 horas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cien kilómetros de huellas de héroes