La madre de Diana Quer: «Tener al asesino a unos metros es muy duro»

El Chicle participó en la reconstrucción de la muerte de la joven madrileña en varios puntos de Barbanza. Antes de terminar, condujo a la comitiva hasta Padrón, donde supuestamente se deshizo de los enseres de Diana

El Chicle llega a los juzgados de Ribeira para reconstruir el crimen de Diana Quer El autor confeso de la muerte de la joven volverá a pisar el paseo de O Areal, donde se le perdió la pista a la joven madrileña, y también la nave de Rianxo donde fue encontrado su cuerpo sin vida 500 días más tarde

Ribeira

El Chicle regresó este viernes a las inmediaciones del paseo de O Areal de A Pobra do Caramiñal, donde en agosto del 2016 se le perdió la pista a Diana Quer. La Guardia Civil había establecido en el lugar un amplio perímetro de seguridad para llevar a cabo la reconstrucción del crimen de la joven madrileña, que arrancó poco antes de las once de la mañana.

A casi dos meses de cumplirse el segundo aniversario de la desaparición de Quer, el autor confeso de su muerte salió de la cárcel de A Lama durante unas horas para revivir lo que ocurrió aquella noche. El objetivo era que el acusado aportase nuevos datos que pudiesen servir en la instrucción judicial.

Después de su paso por el paseo de O Areal y por la nave de Asados, donde fue encontrado el cadáver de Diana, el Chicle puso rumbo a la cárcel de A Lama, pero antes de regresar al juzgado de Ribeira, el asesino confeso de la joven, que mantuvo en todo momento la versión que dio ante el juez instructor del caso, llevó a la comitiva que participó en la reconstrucción hasta el municipio de Padrón

Padrón, nuevo escenario

¿Qué hizo el Chicle en Padrón? Según informa la agencia EFE, tras deshacerse del cuerpo José Enrique Abuín Gey abandonó los enseres de la joven en un punto entre Pazos y A Escravitude. «Para terminar el periplo de sus andanzas» el asesino confeso dejó los «elementos» que no fueron encontrados en este municipio, ha confirmado Pérez Lama. Faltaban cosas de Diana. «Dijo que se deshizo de ellos en Padrón», ha señalado el abogado que, aunque no ha confirmado directamente que fuese la ropa de Quer, que apareció desnuda, sí lo ha deslizado. 

Ante la pregunta de si se trataba de las prendas, ha recomendado a los medios de comunicación que saquen sus «propias conclusiones». En todo caso, ha incidido en que «obviamente no se ha encontrado absolutamente nada». «Perfiló sus declaraciones y las ha ido adaptando a los hitos que ha ido conociendo», ha sostenido el letrado.

En la reconstrucción también han estado presentes la madre y hermana de Diana. «Tener al asesino de mi hija a unos metros es muy duro», ha reconocido Diana López Pinel. El abogado que representa a la familia, Ricardo Pérez Lama, explicó que espera que estas actuaciones sirvan para determinar «si existen o no contradicciones» en las declaraciones del Chicle. «Estamos ante una diligencia que entendemos que es muy importante; la hemos pedido desde un inicio y ya en la comparecencia fue acordada (...) Es importante porque obviamente ahí se podrán contrastar las cosas que él dice y, en todo caso, a nosotros nos va a decir si existen o no contradicciones con sus declaraciones», ha explicado.

El letrado espera que Abuín Gey diga la verdad, pues con ese objetivo planteó la práctica de esta prueba que se alargó durante toda la mañana entre A Pobra do Caramiñal, donde despareció la joven, y Rianxo, donde apareció su cadáver. La reconstrucción fue solicitada tanto por la Fiscalía como por la acusación particular, que ejercen los padres de Diana Quer, ante el juez de Ribeira que instruye la causa. La defensa de Abuín Gey no se negó.

El pasado 4 de mayo, el Chicle prestó por primera vez declaración ante el juez instructor del caso, ante quien admitió que estranguló a la joven madrileña «involuntariamente», lo que supone un cambio en la primera versión dada ante la Guardia Civil. En aquel momento, había dicho que mató a Diana Quer en un atropello involuntario, una versión que los investigadores descartaban porque no se correspondía con las evidencias, que apuntaban a un estrangulamiento. Ese día, el Chicle supo por medio del juez que será juzgado por un jurado popular por los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal y contra la libertad sexual por la desaparición y muerte de la joven madrileña.

El pasado 1 de enero en el mismo juzgado de Ribeira, ante el que se negó a declarar, el juez había decretado el ingreso en prisión del Chicle después de que, un día antes, el propio Abuín Gey condujese a la Guardia Civil a la nave de Asados (Rianxo) donde se encontraba oculto el cuerpo de la joven madrileña desaparecida desde agosto del 2016

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La madre de Diana Quer: «Tener al asesino a unos metros es muy duro»