Ribeira aprobó el presupuesto por los pelos

BNG y PSOE rechazaron el plan económico asegurando que no se tuvo en cuenta a la oposición y los ediles no adscritos también votaron en contra, pero sin intervenir


ribeira / la voz

El apoyo de PP e IPR, la abstención de Ciudadanos y el voto de calidad del alcalde permitieron sacar adelante por la mínima el presupuesto de Ribeira para el 2018, que asciende a 22,8 millones de euros. Fueron poco más de dos horas de un debate que se caldeó en la recta final, cuando el portavoz del BNG, Xosé Vázquez Cobas, se refirió a IPR como los «acoplados», lo que motivó que la edila Rosa García Pose replicara que «IPR acóplase ás familias que teñen persoas dependentes, á Real e Ilustre Cofradía da Dorna para que cobre a subvención, aos clubs de fútbol e ás comisións de festas. IPR acóplase aos veciños de Ribeira».

El debate subió de tono y Vázquez Cobas dijo al alcalde que «se votamos en contra dos orzamentos non creo que veñan as sete pragas bíblicas. O PP tería que dialogar e non facer uns orzamentos á súa medida. Nunha semana volverían os presupostos a pleno e así tería o apoio que precisa». En su contestación, el regidor, Manuel Ruiz, recriminó al BNG que se moviera por lo que lee en Internet: «Vostedes só teñen unha participación, facerlle caso á cantidade de xente que non ten nada máis que facer en todo o día que poñerse a dicir paridas, en lugar de vir ao Concello a interesarse realmente polos problemas».

Plan de empleo

El BNG justificó su voto en contra del presupuesto indicando que carece de un plan de empleo: «Non se lle poden chamar así aos postos do verán» y criticó el retraso en el proyecto del polígono industrial. Asimismo, Vázquez Cobas aseguró que falta una política clara en materia de turismo y que no hay medidas de apoyo al pequeño comercio. Además, reclamó que la inversión en el parque natural revierta en los vecinos y acusó al ejecutivo de oscurantismo porque se consigna una partida de 868.000 euros para la realización de estudios técnicos.

En su réplica, la portavoz del PP, Herminia Pouso, manifestó que el BNG entraba en una contradicción: «Por un lado demanda axudas ao transporte e atención ás persoas maiores, e logo vota en contra», al tiempo que relacionó una serie de prestaciones de carácter social u otras inversiones que dejarían de efectuarse en caso de no aprobar el plan económico. Asimismo, subrayó que las obras que se ejecutan están encaminadas a potenciar el turismo y precisó que el Concello sufraga todas las iniciativas de impulso al comercio tradicional que se promueven desde la patronal.

Más gasto social

El socialista José Vilas sí destacó la inversión en gasto social lograda «grazas á insistencia da oposición», precisó. Sin embargo, criticó la escasa ejecución presupuestaria y manifestó que se tomaron las decisiones «sen ter en conta á oposición». Entre las asignaturas pendientes, Vilas citó varias obras, así como el polígono industrial y la puesta en marcha del Área de Rehabilitación Integral (ARI) para tres zonas del municipio. El socialista aseguró: «Unha Ribeira de todos e para todos, é o que queremos».

Dado que el polígono salió varias veces a colación, Ruiz precisó que logró reunir a técnicos de todas las consellerías implicadas y que es previsible que la Xunta autorice la aprobación inicial condicionada al cambio de ley.

En contraposición a lo afirmado por BNG y PSOE, la portavoz de IPR, Rosa García Pose, señaló: «Son uns orzamentos con responsabilidade política cara aos veciños». Para paliar el descenso de ingresos por la congelación de tributos, propuso «conseguir a independencia de Portos das terrazas do Malecón». También cuestionó el hecho de que todavía no haya más suelo industrial.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, José Cardalda, cuestionó el poco tiempo disponible para estudiar las cuentas, la demora en presentarlas y criticó que no existiese una copia en formato digital. También se refirió a la falta de transparencia por aspectos que, comentó, no figuran en la web.

Los tres concejales no adscritos votaron en contra, aunque ninguno tomó la palabra para explicar su postura.

El matadero saldrá a subasta para su ampliación

El gerente de la empresa que gestiona el matadero, Manuel González, transmitió hace tiempo al Concello la necesidad que tiene de ampliar las instalaciones para poder dedicar una línea de trabajo al procesado de productos cárnicos. En el pleno de los presupuestos, el mandatario señaló que, tras analizar la cuestión, los servicios técnicos del Concello han determinado que es viable que se saque a subasta el recinto de sacrificio.

Según comentó el alcalde, Manuel Ruiz, esto permitiría al Concello la obtención de unos ingresos y, al mismo tiempo, sería posible satisfacer las aspiraciones del empresario.

Seguir leyendo

Dos firmas se interesan por hacer una residencia en Hesta Kurva

Durante el pleno de los presupuestos, el alcalde, Manuel Ruiz, también avanzó algún aspecto que permitirá al Concello obtener unos ingresos extraordinarios. En este sentido, manifestó que dos compañías se han interesado por instalar en el edificio de la antigua discoteca Hesta Kurva una residencia para mayores.

Preguntado por esta cuestión, manifestó que se trata de un asunto que ya dio a conocer a los portavoces y que se trataría de realizar un concurso público para que estas firmas se hicieran con el edificio, con la condición de que el único uso que se le daría al mismo sería un centro para la tercera edad.

Seguir leyendo

Las cifras

844

 

Euros por habitante

El montante de los 22,8 millones arroja que corresponden 844 por cada ribeirense.

444.000 €

 

Fondos propios

El dinero de fondos propios asciende a 444.000 euros, que se destinarán a obras.

1,5 millones

 

Remanente de tesorería

La cuantía podrá destinarse a la realización de obras, según indicó el mandatario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ribeira aprobó el presupuesto por los pelos