Lavacolla supera por vez primera en su historia el millón de viajeros entre enero y mayo

El tráfico comercial del aeropuerto en ese período ha crecido en 1.888 pasajeros al día respecto al 2014, un 38 % más


Santiago / La Voz

Apenas ha ampliado su mapa de vuelos internacionales en los últimos años, como consecuencia de una estrategia de las aerolíneas marcada por el conservadurismo. Y las conexiones nacionales permanecen estancadas, hasta el punto de que A Coruña se ha hecho con el liderazgo que tradicionalmente ostentó Santiago en los enlaces con Madrid. Pero, pese a todo, Lavacolla no para de crecer. Tras pulverizar en el 2017 el récord que había alcanzado en el ejercicio anterior, la terminal compostelana transita por otro año histórico. De momento, el balance de los cinco primeros meses no tiene precedente. Por vez primera desde su apertura, Lavacolla ha superado la barrera del millón de usuarios (1.037.212) entre enero y mayo.

La magnitud de las cifras aflora cuando se sitúan en el contexto de los últimos años. Por el aeropuerto han pasado en estos cinco meses 285.046 viajeros más que en el mismo período del 2014. Esto supone una media de 1.888 pasajeros más al día. Es el equivalente a llenar diez aviones más cada jornada, y de los grandes.

Clave principal

Las cifras de mayo aportan la clave principal que explica por qué Lavacolla no encuentra su techo a pesar de esa coyuntura de cierto bloqueo en la incorporación de nuevas rutas. Durante el mes pasado, en el que la terminal atendió a 245.963 clientes (un 3,3 % mas que en mayo del 2017), las compañías operaron 1.938 vuelos (un 0,8 % más). Es decir, aunque el número de enlaces es prácticamente el mismo, ese incremento de pasajeros constata que van más llenos.

Pero también hay otra circunstancia que está inflando los resultados. Procede de la posición de privilegio que le otorga ser el que dispone de la mayor capacidad operativa y tecnológica entre los tres gallegos, lo que lo convierte en el receptor de los vuelos con destino a A Coruña y Vigo que son desviados como consecuencia de condiciones meteorológicas adversas. Lavacolla está siento el gran beneficiario de los enlaces derivados de Peinador por las obras de sustitución del dispositivo ILS de ayuda al aterrizaje con niebla.

Enaire desvincula los retrasos en la terminal compostelana de la falta de controladores en Baraja

El gestor de la navegación aérea Enaire ha desvinculado los retrasos que en el primer fin de semana de este mes registraron varios vuelos con origen y destino en Lavacolla de la falta de controladores en Barajas. En concreto, ante las demoras que acumularon varias operaciones el día 3, los controladores aéreos difundieron en redes sociales que esos retrasos estaban provocados «por falta de personal». «La reducida dotación nocturna del centro de control de Madrid no es suficiente para atender la demanda de vuelos y @Enaire debe regular el tráfico», sostenían los trabajadores en su cuenta de Twitter ante las demoras en las conexiones gallegas.

Interpelados por el efecto que esa limitación de plantilla que denuncian los controladores puede tener sobre las operaciones en Lavacolla, Enaire aclara que no hay relación entre las dos circunstancias. «Además, el sector de aproximación a los aeropuertos gallegos está localizado en la misma torre de Santiago, y no es este», puntualizan desde la entidad pública empresarial.

«La pasada noche del domingo 3 hubo algunos retrasos que nada tienen que ver con el aeropuerto de Santiago, porque la configuración de los sectores estaba diseñada para una cantidad de tráfico aéreo que luego fue superior por la meteorología adversa en Europa. El tráfico aéreo se desplazó en hora por las tormentas y, por seguridad, se restringió esa zona debido a la cantidad de vuelos que pasaban», explican. Resaltan en Enaire que, por tanto, el motivo de esa regulación fue de capacidad del espacio aéreo disponible para atender tanto tráfico. «No era una cuestión de falta de personal», zanjan.

Y sin coordinación

El aeropuerto que algún día llevará el nombre de Rosalía de Castro volverá a batir este año su récord de viajeros, lo que dejará otra vez en evidencia las timoratas estimaciones que Aena realizó en su día. Pero, sobre todo, este ciclo expansivo tiene el mérito de que llega sin coordinación entre los tres aeropuertos y con un mapa de vuelos que sigue estancado. Imaginen las posibilidades de una oferta coordinada.

Seguir leyendo

Votación
0 votos
Comentarios

Lavacolla supera por vez primera en su historia el millón de viajeros entre enero y mayo