Las vacaciones obligan a cambiar de ambulatorio a 3.000 barbanzanos

Los consultorios de Lira y Cabo de Cruz permanecerán cerrados varias semanas

.
Sande
Ribeira / la voz

Como cada año a medida que se acerca el verano, en la puerta de la casa del mar de Cabo de Cruz han colgado un cartel. Avisan del cierre del consultorio que hay en el edificio debido a las vacaciones del facultativo, lo que obligará a los más de dos mil vecinos de la parroquia a cambiar de ambulatorio durante los meses estivales. En Lira sucede tres cuartos de lo mismo, y el cerca del millar de residentes en la zona tendrán que desplazarse a Carnota para recibir asistencia sanitaria.

En el caso carnotano, esta situación se prolongará durante menos tiempo, ya que la previsión es que el consultorio de Lira permanezca vacío entre finales de julio y mediados del mes de agosto. Sin embargo, en Cabo de Cruz, el cierre de la consulta que hay en la casa del mar se extenderá durante todo el verano.

Última semana

Hace años, el doctor destinado en la localidad crucense se ausentaba durante el mes de sus vacaciones, sin embargo, ese período se ha ido incrementando gradualmente y este año el centro estará inoperativo entre el 11 de junio y el 30 de septiembre.

Esta situación provoca un malestar considerable por parte de los residentes en la zona, que no entienden el motivo por el que tendrán que desplazarse a O Saltiño durante todo el verano: «Temos que ir alá sen ter por que, a doutora de aquí non marcha tres meses de vacacións, queda no Saltiño».

«Ata aquí aínda podemos vir arrastrando un pau»

M. Gómez

Ciertamente, los seis kilómetros de distancia que hay entre Lira y Carnota, y los 3,1 que existen entre Cabo de Cruz y O Saltiño no parecen una distancia insalvable, sin embargo, basta con acercarse un día cualquiera a las puertas del consultorio crucense para comprobar que la media de edad de los pacientes supera con mucho la de jubilación, y que la mayoría arrastra achaques que dificultan su movilidad. Así que el hecho de tener la puerta cerrada durante más de tres meses no les hace ni pizca de gracia: «Nós xa somos vellas. Ata aquí aínda podemos vir arrastrando un pau, pero para ir ao Saltiño temos que pagar o coche de liña».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las vacaciones obligan a cambiar de ambulatorio a 3.000 barbanzanos