La ley de espectáculos crea incertidumbre en comisiones de fiestas y hosteleros

Las nuevas exigencias pueden hacer peligrar muchas celebraciones populares en Barbanza

.
Xoán R. Alvite
ribeira / la voz

Los cambios introducidos hace unos años sobre organización de verbenas y actividades lúdicas complicó bastante las cosas a los promotores de eventos, pero la ley de espectáculos que en breve entrará vigor dificulta un poco más la obtención de permisos para quienes se encargan de la organización de celebraciones populares. La normativa crea incertidumbre en hosteleros y comisiones de fiestas. Muchos todavía están analizando en qué medida les puede afectar.

Es el caso de Antonio Lijó, hostelero de Ribeira, quien manifestó: «Hemos suspendido las actuaciones hasta que conozcamos las exigencias de la ley. No vamos a jugarnos recibir una multa».

También el empresario Alberto Gutiérrez, que acaba de abrir un local en Boiro indica: «Todavía no hemos analizado a fondo el texto y no sabemos en qué medida puede afectarnos». Este profesional subraya: «También dependerá mucho del control que se lleve a cabo».

Gran preocupación

Por su parte, aunque la mayoría dicen desconocer los pormenores de la nueva ley, los responsables de algunas comisiones barbanzanas no ocultan, sin embargo, su preocupación por el nuevo marco normativo.

Es el caso de Sergio Cambeiro, presidente de la asociación Xuventude de Coiro, organizadora de las celebraciones parroquiales, unas de las más importantes de Mazaricos. «En vez de simplificar os trámites e facilitar a actividade, a nova lei segue a poñer difícil o noso traballo. Non atenderon á singularidade das verbenas galegas e esqueceron que as comisións están formadas por persoas da parroquia que traballan de xeito altruísta».

Para Cambeiro, la nueva ley provocará que cada vez menos personas quieran «perder o tempo e o seu diñeiro» haciendo este tipo de eventos. «Cárganche cunha responsabilidade e ameazan cunhas sancións que disuaden a moitas persoas».

En términos similares se expresa José Pérez, que se encarga de los festejos de la Virgen del Carmen en Aguiño: «Cada vez é máis complexo, isto é incrible. Xa hai máis de dúas semanas que ando a voltas cos papeis».

Por su parte, Ramón Iglesias, que está al frente de las Festas da Guadalupe, explica: «Estase mirando todo. Terémonos que adaptar, pero aínda non sabemos en que medida nos vai influír».

En la comarca son varios los concellos que se ocupan de la organización de las principales celebraciones. Uno de ellos es el de Noia y su edil de Festexos, José Pérez, afirma que ya hace tiempo que comenzó a prepararse para los cambios normativos que sabía que iban a llegar: «Tuvimos que incrementar el importe del seguro de responsabilidad civil para poder echar los fuegos».

Asimismo, el concejal comenta que los planes de seguridad que deben aplicarse condicionan la instalación de puestos ambulantes: «Hay una treintena que, para las celebraciones de agosto, ya los he tenido que reubicar». José Pérez explica: «Algunas comisiones ya han venido a hablar conmigo. Para muchas va a ser un follón y creo que todo esto puede provocar que peligren muchas citas populares».

«A cuestión estará na vixilancia que se faga das licenzas»

M. varela
.

Con una dilatada experiencia en la hostelería y dueño de un establecimiento en Boiro, A Pousada das Ánimas, que es referencia en Galicia por el nivel de su programa de actuaciones, Suso Santamaría asegura: «O cambio afecta aos que non teñen licenza. Hai moitos establecementos nos que se fan concertos e carecen da autorización». Explica que las nuevas disposiciones están generando en la capital compostelana problemas mayores que los que pueden darse en la comarca «porque só uns locais contados de Santiago teñen permiso para facer actuacións. Ata agora sempre se consentiu, pero con esta normativa as cousas cambian».

Seguir leyendo

La normativa es desconocida para muchas entidades

A poco más de tres semanas de su entrada en vigor, la nueva ley de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia sigue siendo desconocida para buena parte de las comisiones de fiestas y promotores musicales barbanzanos. Estos son algunos de los aspectos más reseñables de una norma que dará mayor protagonismo a los ayuntamientos a la hora de autorizar y controlar este tipo de eventos.

 

Seguros con mayor cobertura. Resulta obligatorio que los organizadores suscriban un seguro de responsabilidad civil -no hacerlo puede dar lugar a sanciones de hasta 600.000 euros- en función del aforo de la cita. Por ejemplo, una verbena en la que se esperen mil personas debe disponer de un capital asegurado mínimo de 900.000 euros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ley de espectáculos crea incertidumbre en comisiones de fiestas y hosteleros