Montañas rusas sobre el asfalto de Barbanza

Algunos badenes están rotos y no cumplen la función de limitar la velocidad para la que fueron instalados en las carreteras


Ribeira / La Voz

Los barbanzanos tienen una relación de amor-odio con los badenes. Son conscientes de su función a la hora de limitar la velocidad en la carretera y favorecer la seguridad vial y asumen con cierta resignación que circular por algunas carreteras ya es casi como subir en una montaña rusa. Y es que su instalación ha ido proliferando en los últimos años. Ribeira es uno de los concellos que más ha apostado por los pasos elevados y está previsto que se coloquen nuevos en la calle Castelao de Aguiño. Además, la obra de la calle Francisco Lorenzo Mariño incluye este tipo de estructuras.

No todos los badenes que se reparten por la capital barbanzana están en buen estado, como es el caso de los que se encuentran en la zona de Coroso, próximos al edificio de la UAD. Y es que los conductores pueden hacer virguerías para meter las ruedas por los huecos que se han ido abriendo y así evitar el desnivel.

Cabe recordar la polémica surgida hace años en este ayuntamiento por la instalación de los pasos elevados de Rodríguez Bautista, y es que su altura sacó de quicio a los conductores pese a tener medidas reglamentarias.

Trabajos de conservación

Noia se suma a la apuesta por mejorar la seguridad vial con la instalación de nuevos resaltos. Además, ya se están pintando los pasos de peatones del casco urbano y los badenes e instalando nueva señalización vertical en aquellos donde estaba dañada. En los últimos años se han colocado pasos elevados de aglomerado y otros de caucho.

En los lugares de Triñáns y Barraña, en el término boirense, también necesitan los badenes un lavado de cara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Montañas rusas sobre el asfalto de Barbanza