Javier Santos y José Ángel Lijó: Legolas tiene su relevo en Barbanza

Los dos arqueros de Barbanza se alzaron con sendos títulos del torneo autonómico en Pontevedra


Ribeira / la voz

Si Legolas, el elfo del mundo de El señor de los anillos, necesitase un descanso antes de seguir disparando flechas a orcos y uruk-hai, no debería dudar en llamar al Club Arqueiros do Barbanza. El personaje creado por J.R.R. Tolkien tendría cubiertas las espaldas con Javier Santos (Outes, 1976) y José Ángel Lijó (A Pobra, 1985), quienes se erigieron recientemente en Pontevedra como campeones gallegos. El primero lo logró en la modalidad long bow, el segundo, en arco desnudo. Ambos son un seguro de vida y de puntería cuando tienen una flecha entre los dedos.

Santos no podría imaginarse alzando un trofeo autonómico solo dos años después de empezar a lanzar. Comenzó en Tenerife, donde vivió durante 21 años. Llevaba a su hijo Daniel a clases y, mientras esperaba, se lanzó a disparar. «Tiña que estar alí dúas horas e pico e pensei en aproveitar ese tempo». Los tres primeros meses fueron complicados, no le salía nada, aunque siguió practicando.

«Co apoio da xente do club, e dun curso coa campioa do mundo Encarna Garrido, mellorei. Corrixiume a postura, que é unha das cousas máis importantes». Regresó el pasado año a Galicia, a su Outes natal, para estar cerca de su familia, pero el arco viajó con él. No dudó en meterse en Arqueiros de Barbanza: «Ao primeiro atopábame un pouco nervioso, pero o certo é que son xente fantástica. Dende o primeiro momento creouse moi bo ambiente».

El Campionato Galego no fue su primera gran cita. Antes había participado en alguno similar en Canarias, además de en uno estatal: «É fundamental coller experiencia, porque a clave está en conservar a calma e practicar, é a única forma de conseguilo. A cabeza non pode pensar en máis cousas que na diana á que lle tes que dar. Este deporte esixe moita concentración».

Desde A Pobra

José Ángel Lijó comenzó a lanzar flechas siendo un niño, aunque no fue hasta hace unos tres años cuando comenzó a practicar con mayor intensidad. Lo suyo es el arco olímpico, aunque sin visor ni estabilizador: «É máis instintivo, tes que apuntar coa punta da frecha».

Antes de dar el salto a la liga de 3D, en la que disparan a una treintena de animales de plástico repartidos por el monte, tuvo tiempo para ganar el autonómico: «Tiñamos dúas distancias, de 18 metros e de 30. Nas eliminatorias foi complicado. Gañei 6-0 na final, pero puido ser ao revés. Vas intercalando co rival e ademais tes a 70 ou 80 arqueiros detrás. O certo é que impón». Con ambos, Legolas pueden estar tranquilo. El relevo está asegurado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Javier Santos y José Ángel Lijó: Legolas tiene su relevo en Barbanza