Los expedientes de los juzgados de paz acumulan tres meses de retraso

En algunos registros solamente se han resuelto los informes de mayor urgencia

.

ribeira / la voz

La huelga judicial que se mantiene desde hace varios meses en Galicia está ocasionando más de un quebradero de cabeza a los barbanzanos, que ven como la tramitación de los papeles para contraer matrimonio, inscribir a un recién nacido o notificar una defunción, obtener la nacionalidad o un certificado de fe de vida se alargan más de la cuenta. De hecho, si normalmente estos trámites suponen una media de espera de un mes o 45 días, la demora se sitúa ahora en los 90. Registros civiles y juzgados de paz son los encargados de hacerse cargo de estos procedimientos, y la situación difiere de un municipio a otro, dependiendo del seguimiento que se haya hecho de la protesta.

Los servicios mínimos que se han tenido que implantar en el registro civil de Ribeira han provocado que, a día de hoy, se acumulen en sus estanterías alrededor de 70 expedientes, de los que la mayor parte -unos 55- corresponden al papeleo para celebrar bodas. Desde estas dependencias explicaron que todos ellos se encuentran en distintas fases de tramitación, y que en ocasiones el retraso viene derivado de que hay que enviar los documentos a otras instancias mayores, y es allí donde se produce el mayor atasco.

Sin embargo, también reconocieron que ninguna pareja ha tenido que cancelar la boda por este problema. «Si alguien acredita que ya tiene todo reservado, el banquete, el viaje y todo, se intentan acelerar los trámites porque no queremos perjudicar a nadie. Lo mismo pasa con la gente que solicita un certificado de fe de vida para poder cobrar la pensión, no vamos a dejar a nadie sin percibir esta prestación», explicaron desde el registro civil ribeirense.

Un día a la semana

En el Juzgado de Paz de Porto do Son también han notado las consecuencias de tres meses de huelga en los juzgados gallegos, y esta situación se ha traducido en una acumulación de expedientes. Sin embargo, para causar el menor número de problemas a los sonenses, «se estableció un día a la semana, los miércoles, para tramitar los casos más urgentes. El resto de la semana hay servicios mínimos».

Además de las parejas que quieren contraer matrimonio, las usuarios que tienen más urgencia por agilizar procedimientos son las personas que tienen que acreditar que su pareja ha fallecido para poder llevar a cabo la tramitación de los papeles del banco y con las demás Administraciones. «Si podemos, ya intentamos que estas personas no tengan que regresar en una segunda ocasión, porque muchas de ellas vienen de aldeas de muy lejos y les cuesta mucho trabajo acercarse aquí. Nuestro objetivo es perjudicar lo menos posible a terceros», insistieron desde las oficinas sonenses.

La misma intención también han mostrado en el juzgado de paz de Outes, donde reconocieron que hay trámites que se han paralizado por completo como consecuencia de la huelga. «Las conciliaciones están totalmente bloqueadas. Los expedientes de matrimonio van muy lentos, pero no por nosotros, sino porque hay que remitirlos a Fiscalía, y allí es donde se están acumulando».

El seguimiento de la protesta judicial en Boiro, A Pobra, Rianxo, Carnota, Lousame y Mazaricos no tuvo mucha repercusión, lo que ha provocado que en estos municipios lleven los trámites más o menos al día.

Los profesionales dicen que para desatascar la situación habrá que reforzar las plantillas

Aunque parece que llega a su fin, todavía no hay fecha definitiva para que se desconvoque la huelga de la justicia, y, una vez que lo haga, habrá que tomar medidas para desbloquear la situación que se ha ido atascando en los últimos tres meses de parón. Desde los distintos registros civiles y juzgados de paz son conscientes de que la solución es complicada: «Para desatascar la situación habrá que reforzar la plantilla o hacer horas extra, son muchas semanas con servicios mínimos», reconocieron unos funcionarios de Ribeira.

También en Outes consideran que ahora «vendrá un apretón de trabajo, hay que sacar esa bolsa de expedientes que se ha ido acumulando». A pesar de redoblar esfuerzos, son conscientes de que se tardará bastante en normalizar la situación, y piden la colaboración y comprensión de los ciudadanos, ya que consideran que han sido los más damnificados por los perjuicios colaterales de esta protesta.

Damnificados (Sálvora)

La huelga de la justicia se ha colado sin querer en la vida de las parejas que querían casarse este año, de aquellas que han tenido hijos o de las familias que han perdido a algún pariente. Todos ellos se han visto condicionados a la hora de poder tener en regla toda la documentación para poder llevar a cabo estos trámites, unos expedientes que han tardado, en el caso de conseguirlos, tres meses, o lo que es lo mismo, la tercera parte de un embarazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los expedientes de los juzgados de paz acumulan tres meses de retraso