El ingenio y la vocación de servicio de López Crespo fueron ensalzados durante su funeral

El párroco de Outes, Roberto Freire, hizo una semblanza del parlamentario con Cernadas de Castro y Francisco de Asís


El funeral de Carlos López Crespo oficiado ayer por el párroco de Outes, Roberto Freire, fue un homenaje a un hombre conocido por su carácter dialogante que se granjeó amigos superando fronteras políticas. Para hacer una semblanza del exalcalde y parlamentario, el sacerdote se valió de las figuras del cura de Fruíme Cernadas de Castro que, al igual que López Crespo en su etapa como profesor, llegó destinado a Lousame y se dejó cautivar. Destacó el párroco el particular ingenio y humor de Carlos López Crespo, algo por lo que también es recordado Cernadas de Castro.

De Francisco de Asís resaltó su carta a las autoridades de los pueblos, en la que les indicaba que ellos tenían un sitio privilegiado para prestar un servicio público, una vocación de la que también hizo partícipe al fallecido diputado.

]]

Algunas anécdotas

Para ejemplificar el carácter de Carlos López Crespo, el párroco recordó detalles de algunas conversaciones mantenidas con él a la puerta de la iglesia. Habló del día en el que, después de haber renunciado a su cargo como alcalde, le preguntó qué había sido más difícil, si la política o la enseñanza: «Respondeume que a mellor faceta sempre foi a de pai».

Durante su homilía, señaló que se trataba de una persona que anteponía el interés común, incluso por delante del suyo propio. Tampoco pasó por alto el hecho de que el funeral no solo reunió a un gran número de autoridades, sino a personas de ideologías políticas muy diversas, un claro ejemplo del carácter abierto de Carlos López Crespo.

El sacerdote se refirió a comentarios que había visto en las redes sociales, en los que se superaban las diferencias ideológicas para expresar el pésame a familiares y amigos, para apuntar que ese era el camino a seguir.

No desaprovechó tampoco Roberto Freire, de paso que comparaba a Carlos López Crespo con Cernadas de Castro, para pedir que a este último se le dedique el Día das Letras Galegas.

Fue una despedida multitudinaria que puso de relieve el aprecio que desde muchos lugares de Galicia existía por Carlos López Crespo, tanto en el ámbito educativo, como en el mundo asociativo y, desde luego, político.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que el lunes acudió al tanatorio de A Rasa para presentarle sus respetos a la familia y entregarle la bandera gallega, tampoco quiso perder la oportunidad de tributar un último adiós a un representante público cuya capacidad de búsqueda de consenso siempre ha sido muy apreciada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El ingenio y la vocación de servicio de López Crespo fueron ensalzados durante su funeral