La comarca supera la media estatal en recogida de residuos electrónicos

Durante el año pasado se retiraron un total de 380 toneladas en los 11 municipios

.

Ribeira / La Voz

Los barbanzanos se han colocado a la cabeza de España en la recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Así lo atestiguan los datos que acaba de hacer públicos la Fundación Ecolec, organización sin ánimo de lucro especializada en la gestión de este tipo de basura, que durante el año pasado retiró de los 11 municipios de la zona un total de 380 toneladas de estos pequeños y grandes electrodomésticos. Además de constatarse un incremento con respecto al balance del ejercicio anterior ?sobre un 18 %?, esta cifra se sitúa muy por encima de la media española; ya que, teniendo en cuenta el número de habitantes de la comarca, esta debería rondar las 261 toneladas, es decir, cerca de 120 menos.

Una de las consecuencias más positivas de este volumen de RAEE retirado del mercado es que se ha contribuido a reducir la contaminación y a proteger el medio ambiente. Así, se ha evitado la emisión de 532 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Las buenas noticias no solo se circunscriben a los municipios barbanzanos, sino que la provincia coruñesa en general también saca muy buena nota en el informe de la Fundación Ecolec, superando también la media estatal en la recogida de residuos electrónicos.

No se puede decir lo mismo del resto de la comunidad autónoma, donde no se mantiene esta misma línea sobresaliente y hay una ligera caída en los porcentajes. Sin embargo, esta se ve compensada con los buenos resultados de A Coruña, por lo que, sumadas todas las toneladas de RAEE que se retiraron de Galicia (6.116), se consigue salvar la papeleta y cumplir con la media de España, donde el año pasado se gestionaron un total de 103.041 toneladas de este tipo de basura, superando por primera vez la barrera de las 100.000.

Estrecha colaboración

Una de las patas que explica estos buenos resultados está en la colaboración que se mantiene con los diferentes agentes que participan en este proceso, es decir, fabricantes de aparatos eléctricos y electrónicos, Administraciones públicas, gestores de residuos, asociaciones de comerciantes y distribuidores de electrodomésticos.

A través de las distintas campañas informativas y de concienciación, los vecinos de la comarca son conscientes de que este tipo de aparatos deben depositarse en los puntos limpios habilitados a tal efecto, ya que suponen un importante foco de contaminación. Asimismo, en algunos concellos existe servicio de recogida puerta a puerta.

Además, los proveedores de electrodomésticos han puesto a disposición de los ciudadanos distintas alternativas para poder retirar los antiguos aparatos una vez que son sustituidos por los nuevos, que normalmente suelen tener una mayor eficiencia energética, por lo que también contribuyen a aminorar los efectos dañinos en el medio ambiente.

El 85 % del material se recicló como metales férricos, plásticos, cobre y aluminio

La mayoría de la basura que retira la Fundación Ecolec son pequeños y grandes electrodomésticos que todavía tienen una segunda vida por delante. De hecho, alrededor del 85 % de todos los RAEE que se recogieron durante el año pasado fueron reciclados como metales férricos, plásticos, cobre y aluminio.

Un ejemplo de la gran importancia de este proceso es que, solo con la cantidad de residuos recogidos en la comunidad gallega, se consiguieron recuperar 3.489 toneladas de metales férricos, o lo que es lo mismo, el equivalente a cinco veces el volumen de la torre de Hércules.

«Con estas cifras tan positivas el camino que recorremos hacia la economía circular se hace cada vez más corto», reconoció Luis Moreno, director general de la Fundación Ecolec, que quiso destacar la importancia de que cada año se mejoren las cifras del ejercicio anterior. En este sentido, apuntó que la explicación a este incremento está en que cada vez existe una mayor concienciación ciudadana.

Medio ambiente (Sálvora)

Aunque todavía hay alguno, cada vez es más difícil encontrarse vertederos ilegales repletos de electrodomésticos. La población barbanzana por fin se ha concienciado de que estos aparatos no pueden depositarse en cualquier lugar, y tienen que ir directamente a un punto limpio o ser retirados por los fabricantes. Al final, el más beneficiado es el medio ambiente y, con ello, ganamos todos.

Votación
1 votos
Comentarios

La comarca supera la media estatal en recogida de residuos electrónicos