El complejo de Servia recuperó 1.800 toneladas menos de residuos

Problemas en la maquinaria y la devaluación del precio del cartón provocaron la caída

.

ribeira / la voz

El complejo medioambiental de Servia cerró el año pasado con un significativo descenso en el número de toneladas de residuos recuperados, con casi 1.800 menos con respecto al año anterior, cuando fueron 11.840. Sin embargo, la cantidad de basura que llegó a la planta lousamiana procedente de los nueve concellos de la mancomunidad Serra do Barbanza que utilizan este servicio fue en ambos ejercicios muy similar, puesto que rondó las 32.000 toneladas en ambos casos.

Desde la empresa Fomento de Contrataciones y Contratas (FCC), encargada de gestionar el complejo, explicaron que esta reducción se explica por dos motivos. Por un lado, estuvo relacionada con la importante caída del precio del cartón y del papel reciclado, que durante el 2017 llegó a pagarse a la mitad que en años anteriores. Por este motivo, dicho material se dejó almacenado a la espera de que volviera a subir su cotización, algo que ya empieza a notarse en este ejercicio. «Neste 2018 xa se percibe esa recuperación, e os deberes están feitos, pero o ano pasado non se lle puido dar saída», reconocieron fuentes de la planta lousamiana.

A este problema se unió otro mayor relacionado con la recuperación de la materia orgánica. La avería de la máquina volteadora ha supuesto un importante atranco para poder elaborar compost, de tal forma que si en el 2016 se produjeron 400 toneladas, el año pasado solamente se consiguieron sacar adelante 266. Desde FCC volvieron a insistir en que el mantenimiento de este aparato corresponde a la mancomunidad Serra de Barbanza, «e sen ela non se pode facer compost. Esta máquina leva inactiva durante meses a consecuencia do gran desgaste mecánico que ten. Despois de moito insistir, hai uns meses foi retirada para arranxar, pero aínda non se deu orde para que o fixeran, e por iso non se está producindo compost, que é o principal obxectivo deste complexo».

Campañas de concienciación

El balance del año pasado en la planta de Servia también tuvo otra nota negativa, ya que se ha detectado que cada vez se produce una peor separación en origen. Desde el complejo medioambiental lousamiano han puesto en marcha varias campañas de concienciación, y esperan sumar pronto una a mayores, porque consideran que hay que estar muy encima de los vecinos para que contribuyan a depositar los residuos en el contenedor correspondiente.

De hecho, sobre todo en lo que corresponde a la materia orgánica, si esta se mezcla con otro tipo de basura que pueda contaminarla ya no puede ser recuperada para fabricar compost. Por todo ello, desde la planta de Servia se hace un llamamiento a la población de los nueve municipios para que hagan un esfuerzo en realizar una buena separación en origen.

No todo van a ser malas noticias, ya que el complejo medioambiental de Servia continúa a la cabeza de España en porcentaje de basura recuperada. De hecho, durante el año 2017 se trataron 7.408 toneladas de residuos inorgánicos destinados al reciclaje -lo que equivale a 86 kilos por habitante-, a las que hay que sumar 2.660 de fracción orgánica destinadas a compost -31 kilos por habitante-.

El porcentaje total se sitúa en el 31 %, una cifra que está muy por encima de la media gallega (sobre un 12 %), y de la estatal ( alrededor de un29 %). Desde la planta lousamiana son conscientes de que aún queda mucho margen de mejora, sobre todo teniendo en cuenta que la normativa europea, que establece que en el 2020 se debe recuperar la mitad de la basura que llega a los centros de tratamiento de residuos.

En varias fracciones -vidrio, papel y cartón- se supera ya esta cifra, y se está cerca con el de envases de plástico. El problema mayor está con la materia orgánica, que está en el 38 %.

Votación
1 votos
Comentarios

El complejo de Servia recuperó 1.800 toneladas menos de residuos