La actividad de Protección Civil en la zona está a la cabeza de la provincia

Entre enero y abril, las agrupaciones barbanzanas realizaron 1.330 actuaciones


Ribeira / la voz

Accidentes de tráfico, cabalgatas, procesiones, pruebas deportivas, rescates o búsquedas de desaparecidos. Estas actividades, de lo más dispar, tienen un denominador común, la presencia de integrantes de las agrupaciones de Protección Civil en su desarrollo. En la comarca, estos equipos de emergencias, formados fundamentalmente por voluntarios, son un elemento indispensable. No en vano, se sitúan a la cabeza de la provincia en cuanto a actividad, según los datos de los que dispone la Axencia Galega de Emerxencias (Axega).

Este organismo contabiliza las intervenciones en las que participan los equipos de Protección Civil concello a concello, y ello permite saber, por ejemplo, que la ratio de operativos a los que acuden las agrupaciones del área barbanzana es de 9,51 por cada 100 habitantes, 1,16 más que la media que se registra en el conjunto de la provincia coruñesa.

En lo que va de año -los datos son de enero a abril, ya que los de mayo no están disponibles- los grupos de la comarca participaron en un total de 1.330 intervenciones, lo que significa que cada mes de producen más de 330 incidencias en las que es necesaria la presencia de Protección Civil. Los datos por municipios son dispares, entre otras razones porque ayuntamientos como los de Boiro, Ribeira y Noia cuentan, además de con voluntarios, con un grupo estable de emergencias a sueldo del concello.

Desde el término boirense, Nacho Pérez, responsable del equipo de emergencias, destaca la apuesta de la Administración local por el servicio: «Hai xente que leva desde os anos 90 que ten unha carreira profesional e iso sóubose valorar. Nós temos moita actividade, somos dos que máis». No exagera, porque, según los datos de este año, atienden más de dos incidencias al día.

Mención a parte merece el GES de Muros, un equipo supramunicipal que atiende los avisos que se producen en el término muradano, Carnota y Outes y que suma el mayor número de actuaciones en lo que va de año con 288. Por su parte, las agrupaciones de voluntarios carnotana y outiense prestan labores de apoyo y su actividad es más discreta.

Sin embargo, atendiendo a los datos del año pasado, es el grupo municipal ribeirense el que registró mayor número de operativos con 2.379, una cifra que supera a la de municipios más poblados, como Carballo, y que se sitúa solo por detrás de las grandes ciudades de la provincia y al nivel de Narón, que suma 12.000 habitantes más que Ribeira.

Las más frecuentes

Por su parte, también Rianxo y A Pobra cuentan con agrupaciones de Protección Civil integradas exclusivamente por voluntarios y registran una actividad notable. Desde el pasado enero, el equipo pobrense ha participado en un total de 157 operativos, casi cuarenta al mes de media, mientras que el rianxeiro ha acudido a 87.

En cuanto a las incidencias más frecuentes en las que se requiere a los integrantes de Protección Civil, a la cabeza se sitúan las relacionadas con la presencia de animales sueltos en las carreteras. Fueron un total de 256, lo que da cuenta de la dimensión del problema que supone el abandono de perros. En segundo puesto, con 204, se sitúan las intervenciones en accidentes de tráfico, mientras que los avisos por velutina fueron 66. Esta cifra puede parecer baja, pero muchos concellos tienen delegada la retirada de los nidos de avispa.

Los chicos para todo de los concellos: «Voluntarios sempre fan falta»

Las competencias que atienden los equipos de emergencias y agrupaciones de Protección Civil son de lo más variado e incluyen desde dispositivos preventivos en grandes aglomeraciones por la celebración de una determinada actividad a la limpieza de vías, cortes de tráfico, la retirada de animales sueltos, la apertura de puertas o la asistencia sanitaria. En definitiva, pueden considerarse los chicos para todo de los que los concellos echan mano cuando lo necesitan, a pesar de que la mayoría no cobran nada a cambio. «En Porto do Son creáronse un par de prazas e desde este ano temos dous coordinadores, pero o resto son voluntarios, e todo o que fixemos en anos pasados foi con voluntarios», explicaba uno de sus integrantes.

Atender las incidencias que se producen requiere una gran dedicación: «Voluntarios sempre fan falta. Nós facemos de todo e tamén colaboramos con outros concellos cando celebran probas deportivas, por exemplo». En la misma línea se expresaba Nacho Pérez: «Son 40.000 cousas as que se fan, todos os días chaman por algo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La actividad de Protección Civil en la zona está a la cabeza de la provincia