El envejecimiento del parque móvil dispara la actividad de la ITV

La estación ribeirense realizó durante el pasado ejercicio 1.500 inspecciones más

.

ribeira / la voz

Una de las principales consecuencias del envejecimiento del parque automovilístico gallego es que el paso por las estaciones de la ITV se debe realizar con más frecuencia, lo que ha incrementado considerablemente la actividad en las instalaciones que prestan este servicio. Uno de los mejores ejemplos está en la nave ribeirense que gestiona la empresa Supervisión y Control (SyC) en Xarás, donde el año pasado se dispararon las cifras de revisiones, con cerca de 1.500 más con respecto al 2016, o lo que es lo mismo, cinco coches más al día.

Esto supone un incremento en sus cifras de casi un 5 %, un porcentaje que se sitúa muy por encima de la media gallega, que se encuentra en un 3,2 %. Esta tendencia alcista ya se venía registrando en los últimos ejercicios, pero no ha sido hasta el 2017 cuando se ha producido el incremento más significativo, con la inspección de un total de 52.530 vehículos.

Donde no ha habido cambios significativos es en el número de rechazos, puesto que tres cuartas partes de los automóviles que acuden a las instalaciones de la ITV ribeirense superaron la inspección en la primera visita (38.989), mientras que el resto (12.664) tuvo que volver tras solucionar todos los problemas que se le detectaron en el examen inicial. Asimismo, también se efectuaron 877 revisiones no periódicas, una docena más que en el año 2016.

Los turismos siguen estando a la cabeza de los vehículos que más utilizan este servicio de Supervisión y Control de Ribeira, e incluso en el último año su presencia se incrementó un punto más, situándose en el 76,4 % del total. Por contra, descendieron las inspecciones de remolques y semirremolques y las de motocicletas, mientras que las cifras de camiones, autobuses y maquinaria agrícola se mantienen inalterables.

Mantenimiento

La media de edad del parque automovilístico barbanzano sigue subiendo y se sitúa ya por encima de los 16 años, un factor que pesa mucho a la hora de pasar la revisión de la ITV, pero que no es determinante. Según explicaron los responsables de SyC, lo fundamental es realizar un buen mantenimiento del vehículo, puesto que, a veces, es más fácil que supere la inspección un automóvil con más de una década de vida -que tiene que realizarla cada año-, que aquellos más nuevos y que se enfrentan al examen cada cuatro o cada dos años.

Fuentes de la compañía concesionaria del servicio también alertaron de que son muchos los vehículos de la comarca que circulan sin haber superado la ITV o con ella caducada, una situación por la que se pueden enfrentar a sanción grave que se penaliza con una multa económica de 200 euros.

52.530

Vehículos revisados

La gran mayoría, un total de 38.989, lograron superar la inspección a la primera.

76 %

Turismos

Los automóviles suponen el grueso del trabajo que se realiza en la ITV de Ribeira.

28 %

Rechazos por contaminación

Se incrementó en dos puntos con respecto al año 2016.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El envejecimiento del parque móvil dispara la actividad de la ITV