El Oziona fue profeta en su tierra mordiendo seis preseas

En total, se dieron cita más de 170 fondistas en las calles de Boiro

.
la voz
Ribeira / la voz

El Club Ciclista Barbanza Oziona fue profeta en su tierra tras morder seis metales en la 31 edición de la Copa Galicia de Estrada, que se celebró este sábado en Boiro. Antía Casal mordió el oro en promesa. Diana Boronta, en principiante, Franra Agrafojo en alevín y Yago Pena en principiante masculino hicieron lo propios con sus respectivas platas. La promesa Saray Torrado y el infantil Asier Torrado se colgaron el bronce.

En total, se dieron cita más de 170 fondistas en las calles de Boiro. Para los más pequeños se preparó una yincana en la plaza de A Boqueira de A Negra de más de un kilómetro por vuelta. Para los 60 cadetes, el recorrido fue realmente exigente, ya que llegaron a Catoira superando a su paso dos puertos de montaña, como son el alto de Palleiro y el de Bexo.

Sofía Agrafojo fue décima, Aarón Lorenzo cuarto, Hugo Lustres 12, Pablo Malay 15, Rubén García 18, Miguel Prado cuarto. Por último, Jorge Fajardo terminó 23 y Víctor Canales acabó como 31.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Oziona fue profeta en su tierra mordiendo seis preseas