La autovía alcanza su récord de tráfico a punto de cumplir diez años

Por primera vez se han superado los 13.000 vehículos diarios en la AG-11


Ribeira / la voz

Puede parecer que la autovía de Barbanza es un elemento más del paisaje de Arousa norte, un recurso que siempre ha estado ahí para facilitar los desplazamientos por la comarca, pero no es así. Hace apenas diez años, las máquinas todavía trabajaban para dar forma a la arteria viaria barbanzana y los conductores se veían obligados a invertir casi el doble de tiempo en recorrer la distancia que separa Ribeira de Padrón a través de una, por momentos tortuosa, carretera comarcal. Precisamente, ahora que se acerca su décimo aniversario, la infraestructura ha alcanzado su techo de tráfico.

Según los datos que maneja la Consellería de Infraestruturas, la autovía ha superado por primera vez los 13.000 vehículos de tránsito diario, todo un hito, sobre todo después de unos años complicados en los que el tráfico llegó a descender a consecuencia de la crisis, obligando a la Xunta a incrementar el peaje encubierto -un canon por el mantenimiento que varía en función del volumen de vehículos- que abona a la concesionaria para compensar la caída del tráfico.

Esos tiempos parecen superados y, por cuarto año consecutivo, en el 2017 volvió a crecer la cifra de coches que recorren los cuarenta kilómetros del vial barbanzano, fijando su máximo hasta la fecha. De media, cada día circulan por la infraestructura unos 13.269 vehículos, lo que supone un incremento de casi el 3 % con respecto a los 12.800 turismos y camiones que utilizaron la AG-11 a diario durante el ejercicio anterior. Si la comparativa se hace con el 2013, uno de los años más flojos en cuanto al tránsito por la autovía, la diferencia se eleva hasta casi 1.500 unidades.

Diferencias por tramos

Son 11 los puntos que establece la consellería a hora de realizar las mediciones del tráfico en la arteria viaria de Arousa norte, y entre unos y otros se observan llamativas diferencias. Tradicionalmente, el tramo entre Taragoña y Boiro ha sido siempre el que ha registrado una mayor densidad de vehículos, y la historia se repite una vez más al contabilizarse una media de 17.536 coches diarios, prácticamente dos mil más que los que figuraban en el cómputo anual hace un lustro.

La otra cara de la moneda es la de los kilómetros que hay entre la salida de Palmeira y el final de la autovía en Xarás, que cada día recorren 9.348 conductores. De hecho, el tramo ribeirense es el único de todo el trazado que no alcanza una intensidad media diaria de diez mil coches a lo largo del año.

Otro dato relevante, y que da una idea del interés que genera Arousa norte para los visitantes, es la estadística de circulación en los meses de verano. Agosto es, seguido de cerca por julio, el período en el que se registra un mayor volumen de tráfico, alcanzándose cifras de récord con 22.935 coches en el tramo más transitado, entre Rianxo y Boiro. Además, son los únicos meses en los que por el acceso de Xarás pasan más de diez mil vehículos. Por contra, los meses de enero y diciembre acostumbran a ser los más flojos del año.

Contraprestación

Por el modelo de concesión elegido para la construcción de la AG-11, la Xunta paga cada año a la empresa un canon por su mantenimiento y por el cobro del peaje en sombra que abona la Administración a cambio de la gratuidad del vial para sus usuarios. Esta cuantía ascendió el año pasado a 9,33 millones de euros.

La comarca es un polo de atracción turística en los meses de verano y esta circunstancia no se circunscribe únicamente al ámbito de Arousa norte. El informe sobre los aforos de las carreteras gallegas que elabora la Xunta cada año también incluye datos relativos a otros viales importantes, como el corredor Brión-Noia, que en agosto alcanza un pico de casi 15.000 vehículos diarios.

En el caso de esta infraestructura el incremento del tránsito recibió un gran espaldarazo desde la puesta en servicio de la variante noiesa hace casi cuatro años al reducir el tiempo de desplazamiento a la zona de playas de Noia y Porto do Son. Desde entonces, el volumen de coches que circulan cada día por el corredor no ha dejado de crecer hasta alcanzar los 10.232 que se registraron de media el año pasado. De hecho, este aumento ha propiciado que la Xunta dé respuesta a la demanda formulada desde la comarca para su conversión en autovía con la adjudicación de la redacción del proyecto y la previsión de nuevas inversiones en los presupuestos de los próximos ejercicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La autovía alcanza su récord de tráfico a punto de cumplir diez años