Consagración del templo de Santa Clara

Unas 800 personas abarrotaron el edificio, que supuso una inversión de 240.000 euros

.

Los ribeirenses estrenaban hace 25 años nueva iglesia. El arzobispo de Santiago, Antonio María Rouco Varela, se desplazaba tal día como hoy de 1993 al municipio para presidir el acto de consagración del templo de Santa Clara, situado a las afueras de la ciudad, en el barrio de Deán. En la ceremonia participaba el que fue párroco de Santa Uxía hasta hace unos meses, Cesáreo Canabal Castro. Unas 800 personas abarrotaban el edificio, que había sido levantado tratando de aunar criterios de tradición religiosa y de innovación a nivel constructivo.

La obra había supuesto una inversión próxima a los 240.000 euros, cifra que había sido aportada, en su mayor parte, por los feligreses y por empresas de la zona. La actuación de la coral del Círculo Mercantil de Ribeira y una merienda pusieron el colofón a aquella jornada.

Recientemente, la iglesia de Santa Clara fue testigo de la despedida de Cesáreo Canabal. A su entrada se erigió un monumento en su honor.

Votación
2 votos
Comentarios

Consagración del templo de Santa Clara