Los trabajadores sumaron fuerzas en Ribeira para reclamar empleos dignos

A la manifestación de la CIG se unieron profesionales de ambulancias, que han convocado paros


Ribeira / la voz

«Sobran motivos para saír á rúa», dijo la representante de la CIG en Barbanza Teresa Vidal Pose, quien condenó el machismo que, aseguró, «sae a frote incluso polos que nos teñen que defender», al tiempo que recordó las movilizaciones del 8 de marzo para afirmar: «O día pasou, pero os dereitos das mulleres son os mesmos. Non podemos parar». En una de las manifestaciones del Primero de Mayo más concurridas, trabajadores de distintos puntos de la comarca unieron sus voces en Ribeira para reclamar «empregos dignos» y «postos de traballo na nosa terra».

Unas 200 personas, según coincidieron en señalar fuerzas del orden y representantes sindicales, recorrieron las calles de la ciudad coreando consignas contra la reforma laboral, la política de pensiones y la precarización de la clase obrera. «Non faltan cartos, sobran ladróns», fue uno de los lemas de una convocatoria organizada por la CIG a la que se sumaron trabajadores del sector de las ambulancias, que iniciarán una serie de paros a partir de los días 9 y 10 de mayo.

A ellos se refirió el responsable comarcal de la CIG, Xan García, explicando que tienen «xornadas intempestivas e salarios que a patronal pretende rebaixar». Frente a las reformas que «empobrecen á clase obreira» aseguró que no existe «máis ferramenta que a mobilización».

El sindicalista se refirió a los recortes en sanidad, con largas listas de espera, reducciones de personal y privatizaciones; en Servizos Sociais, a la proliferación de contratos temporales y a sentencias como la dictada en el caso de La Manada que, enfatizó, «saen dese pensamento carca e antidemocrático».

Las pensiones

El ministro Montoro fue la diana de la mayoría de las críticas, en especial por la situación de los jubilados: «Están en perigo as pensións dos máis novos coa mentira de que o fondo de pensións pode quebrar. Os cartos están nas rendas do capital e nas maletas de Panamá», sentenció Xan García, quien dijo que ante la precarización de la clase trabajadora la CIG no va a quedarse de brazos cruzados. Avanzó que antes del verano habrá una convocatoria de huelga general.

«As consecuencias pagámolas nós e os pacientes»

Entre los asistentes a la manifestación del Primero de Mayo se encontraban profesionales del sector de las ambulancias como Benigno Fajardo, quien explicó la situación por la que atraviesan: «Levamos tres anos sen convenio. As empresas queren facer un cambio, baixar os salarios e cambiar a xornada laboral, co que se dispararían as horas de traballo». Comentó que la compañía para la que trabaja «presentouse ao concurso cunha baixa temeraria dun 6 %. A Xunta permitiulle acceder ao servizo, e agora non dan as contas. Queren un incremento, pero para iso habería que facer unha nova licitación». Subrayó que «hai xente con contratos en prácticas, que o primeiro ano cobran o 60 % e, o segundo, o 75 %».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los trabajadores sumaron fuerzas en Ribeira para reclamar empleos dignos