Pibe no entiende de pachangas

El centrocampista se echó el Boiro a sus espaldas para conseguir una victoria que necesitaba la grada de Barraña después de descolgarse de la pelea por la fase de ascenso


¿Qué sería del Boiro si Pibe no saltase al césped? El centrocampista lo fue todo contra el Choco. Abrió las puertas, limpió los baños, vendió las entradas y repartió rifas. Tuvo tiempo para ser el mejor jugador sobre el césped, para meter el pie, pelear cada balón aéreo, repartir goles y partirse el pecho como central tras la lesión de Caridad. Para el no hay pachangas, mucho menos cuando la afición de Barraña no está para más golpes. El pulmón blanco regaló una victoria a una grada necesitada de alegrías.

Que el choque no pasaría a los anales del fútbol gallego quedó claro desde el primer minuto. Tanto Choco como Boiro llegaban al duelo en tierra de nadie, incapaces de alcanzar la fase de ascenso esta temporada. Después del partido del sábado, los tanques de gasolina llegaron prácticamente a cero.

Conocedores de la propuesta de Víctor Santos, los de Redondela dejaron el dominio del balón a los locales, incapaces de encontrar profundidad por los costados ni superioridades por el centro. Tuvo que ser Pibe, en el minuto 10, el que encendió un campo de Barraña enmudecido y prácticamente desierto.

El centrocampista tiró de piernas para batir líneas, aunque la zaga viguesa consiguió cortar su vertiginoso avance. Fue una de las jugadas previas al paradón del juvenil Mario, que debutaba con el primer equipo y que sacó, a un zapatazo de los visitantes, una mano cargada de quilates.

Talento

Con un juego de baja intensidad, ambos equipos esperaban que se iluminara alguna bombilla para desequilibrar el choque. Fue la de Elier, otra pieza alistada por Santos para la recta final de la temporada, el que abrió el camino hacia la victoria. El sonense, bien abierto en banda, asistió con un centro de 20 metros a Igor, que con un control en el que demostró el jugador que es, se plantó de cara delante de Cortegoso, al que batió por bajo.

Terminó la primera mitad con varias jugadas más que polémicas, ya que el Choco consiguió empatar en dos ocasiones más, aunque el colegiado las anuló una vez que el línea levantó la bandera al apreciar fuera de juego.

No varió el guion demasiado tras pasar por los vestuarios. El Choco buscó el empate, aunque era el Boiro el que lo monopolizaba. Sin demasiado empuje por parte de ambos equipos fue Pibe el que se encargó de sentenciar la contienda. Después de un robo en área rival, el enésimo, llegó a línea de fondo para meter un gran balón al segundo palo para que Liñán lo empujase a la red.

Sin demasiado sobresaltos se llegó al final. Couñago, después de varios rechaces, maquilló el resultado con el 21. Lo hizo en el partido en que la grada de Barraña se enamoró y ovacionó a un jugador llamado Pibe.

Víctor Santos: Técnico del Boiro «Houbo dous equipos que quixeron xogar ao fútbol, e nós por momentos fixémolo moi ben»

El técnico del Boiro, Víctor Santos, valoró el papel realizado por su equipo: «Creo que foi un encontro que non tivo un ritmo moi alto, pero no que houbo dous conxuntos que quixeron xogar ao fútbol e nós por momentos fixémolo moi ben».

El sonense reconoció que la primera parte fue muy pareja, aunque tuvieron la fortuna de adelantarse en el marcador con el disparo de Igor: «No inicio estivo moi igualado e quizás o máis xusto sería un empate. Na segunda creo que controlamos moi ben, e tivemos tres ou catro contras para marcar o segundo. Fixémolo no minuto 30 e deunos a tranquilidade para estar máis asentados no céspede».

Santos destacó que, a pesar de que no se jugaban nada, el partido sí fue importante: «Creo que a vitoria era unha alegría que tiñamos que darlle á xente que acode a Barraña. Facía tempo que non o conseguíamos e tamén é unha ledicia para o equipo».

Sobre el partido realizado por Pibe, el técnico reconoció su gran papel: «A pesar dos 90 minutos do outro día contra o Arenteiro estivo moi ben. Tiñamos previsto darlle descanso, aínda que polas molestias que sufriu Caridad tivemos que deixalo no campo. Fixo un encontro moi completo, estivo moi xeneroso, ao igual que o resto do equipo. Agora quédanos dar as máximas alegrías á grada antes de pechar a liga».

El juvenil de Liga Nacional Mario entró en el once titular

Víctor Santos no dudó en dar entrada en el once inicial a Mario, meta titular en el Boiro juvenil de Liga Nacional. Su técnico en la cantera, Rubén López, quien acudió al campo de Barraña para seguir su actuación de cerca, reconoció que «tiene cualidades para ser un gran portero. Esta oportunidad es el premio al esfuerzo y al compromiso que tiene con el primer equipo». Santos destacó que el joven llevaba varias semanas entrenando a gran nivel con el conjunto sénior, y que sabía que podía hacerlo perfectamente. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Pibe no entiende de pachangas