Un guardia rural de Cabo denunció a un furtivo por amenazarle con un cuchillo

El mariscador ilegal golpeó el marisco que llevaba contra las cuerdas


Ribeira / La Voz

Las concesiones de la cofradía de Cabo de Cruz han vuelto a ser escenario de un encontronazo entre los guardias rurales que combaten el furtivismo y mariscadores ilegales. Una de las personas que realiza labores de vigilancia se dirigió en la madrugada de ayer a la Guardia Civil para presentar una denuncia por amenazas.

Según su relato, el guardia rural realizaba labores de vigilancia junto a otro compañero y en la playa de Ladeira de Triñáns vieron a dos personas, un hombre y una mujer, que aparentemente estaban extrayendo bivalvo de forma ilegal. En el momento en el que los vigilantes les dijeron que abandonasen la actividad que estaban realizando y se identificasen, el hombre, ya conocido por los guardias de anteriores actuaciones, sacó un cuchillo y, según reza en la denuncia, les amenazó diciendo: «No os acerquéis que os mato». Mientras alertaban a la Guardia Civil de Boiro, el furtivo golpeó el marisco que llevaba contra las rocas, mientras que la mujer se marchó con el bivalvo que había cogido de la playa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un guardia rural de Cabo denunció a un furtivo por amenazarle con un cuchillo