Un central que jugó como delantero fue el verdugo del Lesende contra el Esclavitud

Este cambio de piezas, con Ángel Angueira como referencia en ataque, fue determinante

.
la voz
Ribeira / la voz

Alguno tuvo que pellizcarse para comprobar si lo que veía era verdad. «El central de ellos jugó de delantero. Es un hombre de un 1,90, una auténtica bestia. Marcó los dos goles. Nos hizo mucho daño», reconoció el técnico del Lesende, un Alberto Albán que vio como su equipo dejaba la segunda plaza tras caer por 1-2 contra el Esclavitud.

Este cambio de piezas, con Ángel Angueira como referencia en ataque, fue determinante. «Empezamos bien, pero en un córner nos marcaron el 1-0. Al volver del descanso hicieron el 2-0. Reaccionamos en la recta final, los jugadores se soltaron, pero no fue suficiente». Adrián Sueiro, tras un centro de Beto, puso el 1-2, aunque sin tiempo para darle la vuelta al marcador.

Deixebre-Araño: 2-3. O Peteiro. Si alguien tuvo fe, fue el Araño. Con un 2-0 en contra en los primeros diez minutos, el bloque rianxeiro se agarró al clavo ardiendo para reducir la distancia en el electrónico. Tino, con un doblete, puso las tablas cuando parecía que el choque estaba muerto. Nacho, de falta directa, hizo el 2-3 para alegría de la afición que viajó con el equipo.

Taragoña-Sálvora: 1-0. A Lomba. Los rianxeiros fueron justos vencedores de un duelo que dominaron durante los 90 minutos. La madera fue el mejor aliado del Sálvora, que vio como los palos evitaban una goleada local. Marcos, tras un error defensivo, fue el autor del solitario 1-0.

Cabo-Praíña: 1-2. Valiño. ¡Que alguien pare a Lucas Vázquez! Eso es lo que gritan los rivales cada vez que ven al punta del Praíña vestirse de corto. El zurdo volvió a hacer de las suyas con dos goles que valieron tres puntos. Lo logró contra un Cabo que peleó hasta la extenuación. Silva, en el 90, anotó el tanto del honor desde los once metros.

Carcacía-Palmeira: 2-1. Mirarríos. El 2-1 de Jorge no fue suficiente para que los barbanzanos rescatasen un punto a domicilio. Juan Gómez y Rodrigo rubricaron los tantos locales.

Ponteceso-Mazaricos: 2-2. O Pinguel. El colchón de puntos se agota para un Mazaricos que sumó su segundo empate consecutivo. Esta vez fue por 2-2, y gracias al doblete de Fernando, que rescató a su equipo de perder la segunda plaza, la única que da acceso a la fase de ascenso.

Outes-Zas: 4-0. Mario fue el hombre del partido. Su carta de presentación, cuatro goles y de todos los colores, de rechace, por bajo y a la escuadra. El punta fue un filón para el Outes, que intentará apretar para lograr la salvación esta temporada.

Monte Louro-Malpica: 2-2. Agra da Filgueira. Respiran los de Oscar Leis, que por fin certificaron la permanencia. Juan, desde 40 metros, y Adrián, antes del descanso, pusieron los goles locales para alcanzar el objetivo.

Cee-Lira: 1-1. Sampaio de Refoxos. Se hizo de rogar, pero los carnotanos también serán conjunto de segunda el próximo año. Bruno, desde el punto de penalti, anotó el 0-1, suficiente para sumar el preciado punto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un central que jugó como delantero fue el verdugo del Lesende contra el Esclavitud