¿Dónde se esconden los radares?

Los agentes optan por enclaves conflictivos de la red viaria para comprobar si los conductores respetan los límites de velocidad

Sande Alvite
Ribeira, muros, Mazaricos / la voz

¿Tienen las multas de tráfico un fin recaudatorio o buscan mejorar la seguridad al volante? Este eterno debate ha vuelto a saltar a la palestra de la mano de la última campaña puesta en marcha por la DGT, que ha desembarcado en Barbanza con el objetivo de controlar la velocidad a la que se circula por sus carreteras. ¿Cuáles son los puntos dónde suelen esconderse los radares? Repasamos los principales.

Ribeira

Vías secundarias. El final de la autovía barbanzana es uno de los lugares más polémicos. Desde Tráfico defienden que registra una alta siniestralidad, ya que los vehículos no reducen la velocidad y eso impide tomar la rotonda de Xarás con seguridad. Las rectas de Olveira a Corrubedo y de Carreira a Aguiño, la AC-550 a su paso por de Oleiros y la avenida de Ferrol son otras zonas que los agentes intentan vigilar.

Boiro

Conexión con Lousame. Si algo saben los vecinos que viajan continuamente a Noia es la cantidad de ocasiones en las que se encuentran con radares móviles a la altura de Bermo, en Comoxo. La Guardia Civil también tipifica este vial, la DP-1105, como uno de los más conflictivos de la comarca debido al alto número de siniestros. La rotonda de Cimadevila, la recta de Vilariño y la que une Boiro con Cabo de Cruz son otros de los enclaves explotados por Tráfico.

A Pobra

Presencia en la AC-302. La carretera que conecta A Pobra con el hospital del Barbanza es una de las más problemáticas del término municipal. Es por ello que es habitual que se realicen vigilancias en la zona. Los controles también se hacen en Bandaseca y en A Angustia, que conecta con el campo de fútbol de Cadreche. En la AC-305, en la frontera con Ribeira, es muy común toparse con agentes de Tráfico.

Rianxo

Colaboración. La Policía Local es una de las más implicadas en realizar controles. Los principales emplazamientos que supervisan son, dentro de la villa, las calles Fincheira, Paseo da Ribeira y Rinlo. En los alrededores de Rianxo, Rianxiño y Salto do Lobo, Carballeira y Pazo. Brión, Rañó, Quintáns, Bacariza, Barraca, Burés, Fachán, Outeiro, Burata, Casilla y el tramo entre Pousada y Miráns son puntos en los que pueden situarse los radares.

Porto do son

Hincapié en Portosín. La recta de Queiruga es un lugar en el que te pueden sacar una foto, sobre todo en verano. En Cans, los agentes de Tráfico también suelen parar, al igual que hacen en Portosín. Lo normal es que controlen puntos donde se debe circular a 50 kilómetros por hora y que nadie suele respetar.

Noia

El corredor. La CG-1.5 es uno de los viales que más preocupa a la Guardia Civil, de ahí que se instalara un nuevo radar fijo esta semana. Durante la celebración del Rali de Noia, varios vehículos fueron cazados por el corredor superando los 150 kilómetros por hora. Además, la AC-543, es otra carretera que los agentes intentan vigilar lo máximo que pueden.

Outes

O Engano. El puente de O Engano es el lugar más problemático en el municipio. A pesar de que el límite de velocidad está fijado en 90 kilómetros por hora, no es extraño cruzarse a automóviles que superan los 140. En la AC-550, a su paso por O Freixo, también es común encontrarse con radares móviles, ya que la recta invita a pisar el acelerador.

Muros

Recta de Tal. Esta vía es una de las más complicadas, ya que son 600 metros sin curvas y con un límite de 50 que pocos suelen aceptar. En A Tremenda no fallan los agentes, así como en San Francisco, en Louro.

CARNOTA

Centro médico. El ambulatorio de Lira es uno de los emplazamientos favoritos de Tráfico para instalar su detector de infractores, ya que la AC-550 toma una recta de unos tres kilómetros.

Mazaricos

Varios puntos. La travesía de Maroñas, en la AC-400, es uno de los lugares más visitados por la Guardia Civil debido a su gran accidentalidad. Los agentes también suelen instalarse en el núcleo de Asenso, así como en la CP-3404, justo detrás de la capilla de Val. La salida de la Picota con dirección a Dumbría es otro enclave muy explotado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

¿Dónde se esconden los radares?