El laboratorio llamado a salvar el pedigrí del bosque de Froxán

El centro Cultigar, con sede en Brión, reproduce sobreiras autóctonas del monte lousamiano para su futura reforestación


NOIA / LA VOZ

El paso del tiempo sumado la introducción y proliferación de especies invasoras ha acabado por cambiar radicalmente el paisaje de los bosques gallegos, pero ¿se imaginan que fuese posible iniciar un proceso de reforestación empleando las variedades locales de un espacio concreto? Esa es la ardua tarea que ha asumido el centro de investigación Cultigar, ya que desarrolla un proyecto en colaboración con la Comunidad de Montes de Froxán y la Sociedade Histórica e Cultural Coluna Sanfins para reproducir las sobreiras únicas del bosque lousamiano de Froxán, que el año pasado fue distinguido por la ONU.

Este laboratorio, con sede en Brión, todavía se encuentra en la fase inicial del trabajo destinado a germinar la serie de bellotas recogidas en Froxán y reproducir los ejemplares in vitro. «Clonamos mediante una selección natural, es decir, como se haría a partir de un esqueje», precisó Margarita Fraga Ares, directora de Cultigar.

«En el caso de los comuneros de Froxán, ellos no quieren introducir un roble o un alcornoque cualquiera, quieren el que está adaptado al entorno, al suelo y al clima», indicó la profesional de esta colaboración desinteresada, para adelantar que en el futuro cabría la posibilidad de realizar estudios para saber si estos ejemplares autóctonos cuentan con alguna característica específica de relevancia.

Los plazos

«Hasta el próximo invierno no obtendremos las plantas multiplicadas a partir de los genotipos de Froxán», destacó Fraga, que apunta a que será necesario hacerse con más material sobre el terreno esta primavera para acrecentar las probabilidades de éxito.

«La clave está en que las plantas sean capaces de aclimatarse a las condiciones de invernadero. Si conseguimos sacar las primeras 50, en un año podríamos llegar a hacer cinco mil o diez mil, y en el segundo veinte mil», analizó la responsable del laboratorio brionés de la posibilidad de que la colaboración se extienda y se forje un vínculo comercial, ya que Froxán necesitará miles de unidades para sus plantaciones.

«Cultigar es un laboratorio de biotecnología vegetal de cultivo in vitro que se dedica a la reproducción de especies que posean un valor comercial o un interés añadido», explicó la responsable de este centro científico, perteneciente a la Fundación Paideia desde el 2004, cuya labor está enfocada a las especies leñosas y a las que tengan una dificultad especial a la hora de ser cultivadas en Galicia, como el arándano, o en España, como la papaya.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El laboratorio llamado a salvar el pedigrí del bosque de Froxán