Álex Ares castigó a un buen Noia

Los noieses merecieron más por el esfuerzo realizado sobre el césped, pero la calidad de los compostelanos y una decisión arbitral decidieron el encuentro


Ribeira / LA VOZ

El campo municipal de San Lázaro Julio Mato, Matito, albergó ayer un encuentro importante. Saltaba a la vista nada más acceder al estadio, ya las gradas presentaban un aspecto espectacular. Noia y Compostela se jugaban mucho, aunque por diferentes motivos, y sus respectivas hinchadas los sabían Al final, los tres puntos volaron a la capital de Galicia tras un duelo en el que valió más la calidad del líder y una decisión arbitral polémica que el esfuerzo de los blancos.

El partido comenzó con los santiagueses teniendo más el balón y los noieses esperando atrás. Álex Ares fue el primero en probar fortuna con un lanzamiento desde fuera del área que Pajarillo atajó sin problemas. Con el paso de los minutos, los locales fueron ganando metros e incomodando la salida del cuero de los compostelanos. También empezó a tener más presencia ofensiva. Nando cazó cerca de la portería una bola que prolongó Stefan con la cabeza después de un saque de banda, pero con tres defensores encima no logró encontrar hueco para armar la pierna.

Volvió a ser el diez del Noia el que probó fortuna al filo de la media hora. En esta ocasión sí que chutó, aunque la acción acabó en córner. Jon fue el primero en hacer intervenir a Lucas, con un tiro muy centrado que el guardameta atajó sin problemas.

La más clara del primer acto la tuvo el Compos, ya en el minuto 37, cuando Pajarillo salvó a su equipo al detener un disparo de Róber. El rechace le cayó a Álex Ares, que se encontró con la zaga local. Antes del intermedio se caldearon los ánimos con un par de jugadas que acabaron con Nando y Alberto Freire encarándose.

De la ilusión a la tristeza

No pudieron empezar mejor las cosas para el Noia en la segunda mitad. Stefan inauguró el marcador al ver como, estando dentro del área, el esférico le llegó a los pies proveniente de un mal tiro de Jon. Como buen nueve, no vaciló y batió a Lucas con un disparo raso y cruzado que tocó en la base del poste antes de besar la red. La afición local estalló de júbilo, creyendo que la soñada machada podría convertirse en realidad.

Una vez que se vio en desventaja, el Compos intentó subir el ritmo. Primo estuvo a punto de establecer la igualada al aprovechar una mala cesión de Jon atrás, pero Pajarillo estuvo acertado. Poco después, Róber se topó con la cruceta y el cabezazo de Santi tras el rechace lo sacó Rendo bajo la portería.

A pesar de contar con tres buenas oportunidades, el Compos dominaba sin acabar de morder. El empate llegó en una jugada polémica. Una falta en la frontal muy protestada por el Noia le sirvió a Samu para poner las tablas. El lanzamiento del seis compostelano se coló por el palo del portero local, que justo en el momento del golpeo de la pelota dio un paso al lado contrario haciendo inútil su estirada.

Con el 1-1 en el marcador, la balanza comenzó a inclinarse a favor de los foráneos. Primo volvió a intentarlo y, una vez más, se encontró con Pajarillo. Quien logró ver puerta después de varios intentos fue Álex Ares, y lo hizo por partida doble. Primero, en el minuto 84, al internarse en el área y marcar con un buen chut raso. Después, a punto de finalizar el choque, con un potente disparo que certificaba la victoria del líder.

José Manuel Pose: «No sería extraño que hubiéramos puntuado»

El técnico del Noia, José Manuel Pose, finalizó el encuentro sabiendo que a su equipo se le había escapado una gran oportunidad de lograr un resultado positivo. A pesar de la entidad del rival, los noieses cuajaron una buena actuación: «El equipo compitió fantásticamente, no sería extraño que hubiéramos puntuado en este encuentro», resaltó Pose para ensalzar el trabajo de sus futbolistas. El entrenador destacó que «una falta más que dudosa y la calidad de los jugadores del Compostela marcaron las diferencias». José Manuel Pose apuntó que tras adelantarse con el tanto de Stefan, los visitantes «estuvieron neutralizados en ataque, salvo por el palo». También reconoció que la plantilla llega a este tramo final muy justa de fuerzas, además de que ayer se contó con bajas por sanción y lesión: «Falta frescura». Por último, indicó que «el tercer gol es testimonial. Nosotros intentábamos irnos hacia arriba».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Álex Ares castigó a un buen Noia