Terremotos de andar por casa

Cada mes se registran una veintena de pequeños temblores frente a las costas de Barbanza. Ayer tuvo lugar el último, con una magnitud de 2,5 en la escala Richter


ribeira / la voz

Aunque no se perciba, existe actividad sísmica en la comarca. De hecho, según los datos que maneja el Instituto Geográfico Nacional (IGN), cada mes se registran una media de veinte pequeños terremotos frente a las costas barbanzanas, aunque ninguno de ellos llega a tener suficiente intensidad para que se note. Ayer tuvo lugar el último, con una magnitud de 2,5 grados en la escala Richter, y se localizó a 12 kilómetros de profundidad frente a Ribeira.

Ocurrió sobre las 5.40 horas y nadie lo notó, ni en tierra ni en el mar. Según destacó Juan Vicente Cantavella, sismólogo del IGN, «estos temblores se deben a que existen pequeñas fallas en el terreno que están sujetas a tensiones, y, en ocasiones, estas tensiones se liberan en forma de pequeños terremotos. Lo normal es que nadie los sienta».

De hecho, el experto reconoció que más del 90 % de las sacudidas que se registran cada año no ocasionan daños, que solamente se producen cuando tienen una intensidad muy grande -mayor de seis en la escala Richter- y se localizan en tierra firme. «Ahí es cuando aparecen los problemas en edificios, muchos de los cuales no fueron construidos para resistir esas vibraciones, que fue lo que ocurrió en Italia y en otros países, donde no se levantan inmuebles siguiendo las directrices del código sísmico», apuntó Cantavella.

Aunque a lo largo del año se suelen detectar muchos de estos micro terremotos, Galicia no es una zona especialmente peligrosa para que estas vibraciones puedan derivar en un tsunami. El sismólogo del Instituto Geográfico Nacional recordó que el último que se produjo fue en el año 1755 en la zona suroeste de Portugal. «Tuvo una intensidad de 6,5 y llegó a afectar a Galicia, pero no llegó a producir daños. Ninguna zona está exenta de sufrir un gran terremoto en el mar, pero en la comunidad gallega no existe constancia de ninguno».

Una docena

Los sismógrafos que tiene el IGN no paran de trabajar a lo largo de todo el día, y, solo ayer, detectaron unos 15 pequeños temblores en toda España. La mayoría se registraron en el mar, y además del localizado frente a Ribeira, también hubo varios en la zona de Alborán, de la costa de Cádiz y de las islas Canarias.

En tierra también se detectó actividad sísmica en Murcia, Andalucía, Valencia, Zaragoza y Madrid, con terremotos de entre 1,5 y 3,6 de intensidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Terremotos de andar por casa